Avallon, una joya medieval en el corazón de Francia

En el centro de Francia y dentro de la región de Borgoña, Avallon es una verdadera joya que nos traslada al mundo medieval a cada paso. Esta localidad del valle del río Cousin aún conserva una buena parte de su patrimonio y merece la pena conocerla. ¿Nos acompañas?

Avallon, el lugar ideal para un viaje al pasado

Para llegar a Avallon podemos tomar la autopista A6 o bien optar por el tren. El trayecto desde París es de aproximadamente 3 horas, ya que está a unos 250 kilómetros al sur de la capital francesa. Los orígenes de esta ciudad se remontan a la época de los galos y durante varios siglos funcionó como una importante plaza-fuerte de la zona.

Avallon
Avallon – J. Maughn / Flickr.com

Situada en el corazón de Borgoña y encaramada sobre un espolón de granito en medio de un valle con jardines y terrazas, Avallon nos espera con su encantadoras calles, torres, edificios antiguos, portadas románicas y mucho más de la época medieval.

En los alrededores está el Parque Natural Regional de Morvan, que cuenta con varios senderos para recorrer el valle y disfrutar de los varios puntos panorámicos. Las vistas incluyen tanto paisajes naturales como también vestigios del pasado en forma de molinos y curtidurías antiguas.

“Viajar hace a uno modesto. Ves el lugar pequeño que ocupas en el mundo.”

– Gustave Flaubert –

De paseo por la joya medieval de Avallon

Lo primero que se nos viene a la mente cuando llegamos a la ciudad es que en lugar de haber viajado varios kilómetros desde París (o cualquier otro lugar)… ¡hemos retrocedido en el tiempo! Su precioso casco antiguo es una verdadera joya medieval.

Nuestro recorrido comienza por los templos religiosos de Avallon. Uno de los templos destacados es la iglesia de San Lázaro, que fue construida durante el siglo XII y erigida sobre las bases de una iglesia más antigua.

Iglesia de San Lázaro de Avallón
Iglesia de San Lázaro – kristobalite

El objetivo de esta construcción era ofrecer un lugar de acogida para los peregrinos que llegaban a la zona atraídos por las reliquias de San Lázaro que poseía la comuna en ese tiempo.

Otro de los atractivos es la iglesia de San Martin, construida en 1650 y que formaba parte del antiguo convento de la Visitación. Los conventos de los Capuchinos (data de 1653) y el de las Ursulinas con su precioso claustro (de 1629) también merecen ser visitados.

Siguiendo por las callecitas de la ciudad, la hermosa torre del Reloj nos llama la atención. Subiendo a lo más alto podremos disfrutar de unas vistas preciosas del valle de Cousin. Además, no podemos perdernos los museos que tiene la localidad: del Traje, de la Ciudad, de los Mataderos y la Galería Mouton Bleu.

Avallon
Torre del Reloj – paula soler-moya / Flickr.com

Si vas en fin de semana a Avallon podrás participar de un mercadillo tradicional en la Plaza General De Gaulle, que se desarrolla todos los sábados por la mañana. Este evento comercial reúne a todos los comerciantes de la zona y permite degustar productos típicos de la región, entre ellos el vino de Auxois, los quesos de Abbaye de la Pierre qui Vire y la miel de Morvan.

Conociendo los alrededores de Avallon

En un solo día se puede recorrer la localidad medieval sin problemas (incluyendo el paseo por el mercadillo si vas en sábado). Por lo tanto si quieres aprovechar todo un fin de semana te recomendamos que visites pueblos cercanos como por ejemplo Vézelay, con su famosa abadía y la basílica de Santa María Magdalena, entre otros monumentos históricos.

Vezelay
Vézelay – LianeM

Por supuesto te aconsejamos que conozcas al menos una parte del Parque Natural Regional de Le Morvan, con más de 250.000 hectáreas y una altura máxima de 900 metros.

Te esperan hermosos bosques, lagos encantados y hasta un ecomuseo inspirado en jardines medievales con casas temáticas (por ejemplo de la ganadería, del centeno, del vino o de los oficios) en un espacio de 40 hectáreas.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar