Descubre el asombroso Tupelo Gum Pond en Missouri

24 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Tupelo Gum Pond nos lleva a los paisajes que Mark Twain describió en algunas de sus obras. Un lugar, en este caso, lleno de misterio.

El Tupelo Gum Pond de Missouri aparentemente solo es un humedal. Pero es mucho más que eso. Es una reliquia del paisaje de hace miles de años. Un paraje único y excepcional en esta zona de los Estados Unidos. Un enclave hermoso, pero también muy valioso. Por ello, vamos a intentar contaros su particular historia.

El Tupelo Gum Pond y Mark Twain

No es que se tenga constancia de que el célebre autor de Las aventuras de Tom Sawyer anduviera por este lugar. Pero lo cierto es que el Tupelo Gum Pond forma parte del Bosque Nacional Mark Twain de Missouri, nombrado así en honor el gran escritor estadounidense, que nació en este estado.

Así que, si lo visitas, tienes muy fácil imaginar que un Mark Twain niño se perdiera por este paraje tan misterioso, y que alguna de sus vivencias años después las traspasará a los libros que protagonizaron sus personajes a orillas del río Mississippi.

El árbol del tupelo de agua

Bosque de tupelo
Bosque de tupelo – NC Wetlands / Flickr.com

Aunque el Tupelo Gum Pond se encuentre en Missouri, vamos a nombrar un par de veces más el estado de Mississippi, ubicado más al sur. Y es que este paraje debe su topónimo a un árbol muy concreto: el tupelo de agua o gomoso.

El tupelo es una especie nada habitual en estos parajes, y bastante más abundante en tierras más sureñas próximas a la desembocadura del mítico río Mississippi.

Y ya que nombramos este árbol y Mississippi, no nos podemos resistir a hablar de la población de ese estado que lleva este nombre: Tupelo. ¿Por qué? Porque es el lugar donde nació Elvis Presley. Ni más ni menos. Pero la verdad es que nada tiene que ver con el humedal del que os vamos a seguir hablando.

La larga historia de Tupelo Gum Pond

Bosque de tupelo
Bosque de tupelo

Los geólogos cuentan que durante millones de años esta zona de Missouri estuvo sumergida bajo las aguas de mares de aguas templadas y de profundidad. Pero hubo un momento en que las incontenibles fuerzas tectónicas de las entrañas de Tierra fueron capaces de levantar montañas.

Entonces, las aguas tuvieron que irse desaguando de diversas formas. Una de ellas consistió en que el terreno creó sumideros naturales. La inmensa mayoría de ellos desaparecieron con el paso de los milenios. Pero otros no. Quedan pocos, y uno de ellos es el humedal que aquí nos ocupa.

Es decir, que el estanque de Tupelo Gum Pond, en realidad, es un antiquísimo sumidero natural que acabó colmatado y sin dar salida a sus aguas. Solo por saber que estamos hablando de una reliquia paisajística milenaria ya merece la pena conocerlo.

La riqueza natural del lugar

Vista del Mark Twain National Forest
Mark Twain National Forest

Ya hemos dicho que el árbol que da nombre a este sitio da un alto valor a Tupelo Gum Pond. Pero hay muchas más especies botánicas y animales de interés.

Por ejemplo, en las temporadas más húmedas de los años más lluviosos aquí se reproduce una flor extraordinaria: la flor de loto estadounidense, que surge en el mismo centro del estanque. Mientras, en sus orillas aparecen las malvas rosas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el entorno donde se halla Tupelo Gum Pond. Son paisajes en general secos, y salvo los bosques del Bosque Nacional Mark Twain, el agua no suele abundar.

Así que estos reductos acuáticos se convierten en un punto de vida importante para la fauna. Por aquí aparecen grandes mamíferos como los venados. También batracios como las numerosas ranas o reptiles como las salamandras.

Más secretos en los fondos del estanque

Todo esto es lo que se ve. Pero hay más oculto en este lugar, que a veces tiene un aspectos fantasmagórico. Sin duda, el más apropiado para ocultar secretos. En este caso, hablamos de polen fosilizado que se hallado en los fondos del estanque.

Ya hemos dicho que, en realidad, fue un sumidero, pero los conductos de desagüe se obstruyeron. Por eso han quedado restos del polen de hace milenios, lo que nos permite descubrir que flora hubo aquí entonces. Por ejemplo, especies de pino que solo se ven mucho más al norte del país.

En definitiva, que los Estados Unidos tienen incontables lugares de interés. Son tantos que la inmensa mayoría pasan desapercibidos. Un caso clarísimo es este Tupelo Gum Pond, en el condado de Oregón del estado de Missouri. ¡Ya no tenéis excusa para no saber de él!