Actividades que puedes realizar en la bahía de los Alfaques

Álvaro Gómez · 15 febrero, 2019
Esta bahía se encuentra dentro del Parque Natural del Delta del Ebro, en la provincia catalana de Tarragona. Aquí puedes practicar deportes acuáticos, navegar y ver varias especies de aves.

La bahía de los Alfaques es uno de los mayores tesoros naturales de Cataluña. Se encuentra dentro del Parque Natural del Delta del Ebro y pertenece a la localidad de Sant Carles de la Ràpita. El mayor puerto natural de Europa conserva una inmensa riqueza en su fauna y flora.

En este maravilloso lugar puedes disfrutar de un sinfín de actividades, y muy diferentes. Puedes practicar deportes acuáticos, salir de pesca o conocer las diferentes especies animales y vegetales que lo pueblan. Sin olvidar que aquí podrás probar deliciosos platos marineros.

Salir de pesca en la bahía de los Alfaques

En la bahía de los Alfaques encontrarás las mejores ostras y mejillones de la costa mediterránea española. Por eso, muchas familias se dedican a explotar la actividad de la pesca por todo el litoral de la parte del delta del Ebro.

Barco en el delta del Ebro
Delta del Ebro

En tu visita a la bahía de los Alfaques vas a poder ver muchos barcos pesqueros en faena. Y, si tienes suerte, quizá alguno te permita subir a bordo para ver cómo trabajan. Desde el barco tendrás unas vistas impresionantes del propio parque y de la entrada del río al mar.

Tú mismo puedes alquilar una embarcación para navegar por la bahía de los Alfaques y por la costa. Esta experiencia, sin duda, es la mejor manera para conocer la zona y disfrutar de unas vistas espectaculares del delta del río Ebro.

Si no sabes manejar una embarcación, siempre puedes alquilar una con un patrón que guíe la nave. Aunque puedes ser tú quien diseñe la ruta. Así tendrás total libertad para conocer las partes que más te gusten de la bahía de los Alfaques. Otra posibilidad es unirte a alguna de las excursiones en velero.

Estas actividades son rutas guiadas y cuentan con expertos que saben todo sobre el terreno. Por ello, además de las increíbles vistas, dispondrás de toda la información posible. Estas rutas recorren el delta del Ebro y el litoral de las provincias de Tarragona y de Castellón.

Practicar deporte

Kitesurf en la bahía de los Alfaques en el delta del Ebro
Kitesurf en el delta del Ebro

En la bahía de los Alfaques y sus proximidades existen escenarios con los que cualquier deportista sueña. Perfectos, sobre todo, para practicar deportes acuáticos. Por ejemplo, es común en el delta del Ebro ver cómo se practica vela.

En Sant Carles de la Ràpita está la playa del Trabucador, una excelente y cuidada playa donde se realizan este tipo de deportes. Además de la tradicional vela, en este lugar se suelen ver también muchas cometas. Algunas de ellas son las del kitesurf, un deporte en el que se surfea agarrado a una gran cometa.

Si te gustan estos deportes, la bahía de los Alfaques es tu destino en la costa del mar Mediterráneo. A la playa del Trabucador también puedes ir a pasear, pues se encuentra entre dos grandes masas de agua y andar por ella es una sensación indescriptible.

Descubre la fauna

Flamencos en el delta del Ebro
Flamencos en el delta del Ebro

La bahía de los Alfaques es hábitat de una inmensidad de animales. Los que más pueblan el Parque Natural del Delta del Ebro son las aves. Por eso, una buena actividad es viajar en una embarcación por la zona mientras reconoces a cada uno de estos animales.

El más característico es el flamenco. Este animal no es muy común en España, o al menos no en todas sus zonas, aunque sí es posible verlo en espacios naturales, como en el Parque Nacional de Doñana. En la bahía de los Alfaques lo verás en grandes bandadas.

Disfruta de la gastronomía

Ya hemos dicho que en la bahía de los Alfaques las embarcaciones pesqueras consiguen las mejores ostras y mejillones de todo el litoral. El producto del mar es de gran calidad y, además, puedes disfrutarlo recién capturado. Más fresco, imposible.

Y, además, en la zona se realizan rutas gastronómicas para disfrutar de estos productos junto a los mejores cavas. Principalmente, los que hay en las mejilloneras. Al permanecer junto al agua dulce del Ebro, tienen un sabor diferente que cualquiera que lo conozca asocia a este lugar.