Abadía de Westminster: horario, precio y ubicación

Cristina Blanco 1 marzo, 2018
Recopilamos información práctica para facilitar la visita a uno de los principales monumentos de Londres: la Abadía de Westminster.

¿Estás de viaje por Londres? ¿O haciendo la lista de lugares que visitar antes de viajar? No dudes en incluir la preciosa Abadía de Westminster como parada obligatoria en la ciudad inglesa. A un paso del Big Ben, su indudable belleza será capaz de dejarte hechizado. A continuación, te ofrecemos algunos datos sobre ella que pueden interesarte para organizar el viaje.

Horario de visita de la Abadía de Westminster

Abadía de Westminster
Abadía de Westminster – r.nagy

La Abadía de Westminster se construyó durante el siglo XI, pero sufrió una serie de transformaciones del estilo románico al gótico, realizadas durante la Edad Media y más adelante en el siglo XVIII.

Es un monumento de notable popularidad, ya que durante ha sido el lugar de coronación y entierro de monarcas, nobles y personajes ilustres. Los claustros están abiertos todos los días de 8 de la mañana a 6 de la tarde

Mientras, la abadía tiene un horario más variable. Salvo los domingos, que está cerrada para los turistas, los lunes, martes, jueves y viernes abre de 9:30 a 16:30 horas. Los miércoles, de 9:30 a 19:00 y los sábados de 9:30 a 14:30.

Precio de la visita a la Abadía

Interior de la Abadía de Westminster
Interior de la Abadía – Farrukh / Flickr.com

Hay quienes consideran que el precio de la Abadía de Westminster es elevado, pero no hay duda de que merece la pena. El precio es de 20 libras para los adultos y 17 para estudiantes y jubilados. Para los niños la entrada es gratis hasta los 6 años y desde esa edad hasta los 16 años cuesta 9 libras. La entrada es gratuita si cuentas con el London Pass.

El precio de la entrada incluye una audioguía, que te irá explicando todo lo que irás viendo en el interior de una forma más detallada y concisa. Así conocerás la historia que se esconde en cada uno de sus rincones.

En el interior de la abadía hay muchos lugares que visitar, como Lady Chapel, una de las capillas más impresionantes, el trono de San Eduardo o los claustros. Y también el rincón de los poetas, donde se encuentran las tumbas de grandes de la literatura, como Shakespeare, Dickens o Johnson.

Cómo llegar a la Abadía de Westminster

Abadía de Westminster – Jim Nix / Flickr.com

La Abadía de Westminster se encuentra próxima a la plaza del mismo nombre, siguiendo la calle Victoria. Tan solo se encuentra a unos metros de la plaza del Parlamento y, por tanto, del Palacio de Westminster y de su emblemática torre, el Big Ben. Te aseguramos que será imposible perderte y no encontrar la abadía durante tu paso por Londres.

Para llegar a ella, puedes hacerlo principalmente a través de metro y autobús. Las líneas de metro son Circle, District y Jubilee; de colores amarillo, verde y gris, respectivamente. Y la parada, Westminster Station. Para llegar en autobús, las líneas son: 3, 11, 12, 24, 29, 53, 70, 77, 77A, 88, 109, 148, 159, 170 y 211.

Además, la abadía tan solo se encuentra a 500 metros del parque de San James. Al doble de distancia se encuentra el Palacio de Buckingham, lugar de residencia de la reina de Inglaterra. Y por último, cruzando el puente, al otro lado del Támesis se encuentra el London Eye, a unos 700 metros.

¿Por qué visitar la Abadía de Westminster?

Interior de la Abadía de Westminster
Abadía de Westmister – Herry Lawford /Flickr.com

Esta información detallada te permitirá disfrutar más de la visita a la abadía. Ahora bien, ¿por qué te recomendamos visitarla? La primera razón es por su historia. Se trata de un lugar donde han sucedido numerosos acontecimientos importantes, como el funeral de la princesa Diana de Gales o la boda de su hijo Guillermo con Kate Middleton. 

La segunda razón es su indudable belleza. La abadía ha sobrevivido a numerosas transformaciones que han cambiado su estilo para bien. Y a día de hoy sigue en pie, tan bonita como el primer día.

“Londres es encantadora. Salgo y es como si de pronto apareciese una alfombra mágica sobre la que me siento transportada al seno de la belleza sin levantar un dedo.”

-Virginia Woolf-

Este es un lugar único que jamás olvidarás.  Quizá el precio de la entrada a la abadía te parezca algo elevado, pero no olvides que el recorrido es amplio y, al fin y al cabo, estamos hablando de un lugar cargado de historia. Así, ninguna visita a la capital inglesa puede ser completa si no se ha admirado este magnífico edificio.

Te puede gustar