8 consideraciones para viajar en vuelos low cost

¿Quieres disfrutar de vuelos low cost y sus ventajas y ahorros? Aquí te mostramos 8 consideraciones que has de tener en cuenta cuando te dispongas a comprar tu billete o a subir al avión. Es importante tener presente siempre estas ideas, porque viajar de esta forma tiene sus particularidades.

1. Compra vuelos low cost con antelación

Una buena consideración que te hacemos con respecto a los vuelos low cost es la antelación. De esta forma es más fácil encontrar buenos precios y tener tu viaje siempre bien planificado, especialmente si eres de los que te gusta tener todo bajo control y organizado.

2. Aprovecha los vuelos low cost de última hora

Sin embargo, tienes vuelos low cost de última hora a precios escandalosos. No siempre la planificación es la mejor medida. En ocasiones, aparecen grandes ofertas en viajes que casi has de coger en unas horas o de un día para otro.

Si tu trabajo y tu ritmo de vida te lo permiten, piensa bien en la opción de apuntarte a los vuelos low cost de última hora. Para ello, debes tener la mente abierta, aprovechar cualquier destino que surja y tener disponibilidad total para marcharte donde sea, cuando sea y casi como sea.

vista de Budapest
Budapest,Hungría – Moyan Brenn / Flickr.com

3. Facturación online

La facturación online en los vuelos low cost es una gran posibilidad que te ofrecen este tipo de desplazamientos. Además, suele hacerse de forma gratuita en las compañías de bajo coste y te facilitan todo el engorroso proceso al llegar al aeropuerto.

4. Trata de no facturar equipaje

Es importante siempre que cojas uno de los miles de vuelos low cost que hay a diario que no factures tu equipaje. Si puedes, lleva una bolsa de mano y preocúpate de que te acompañe siempre.

Para ello, estudia las medidas que ha de tener para poder subirla a la cabina y comprueba el peso, puesto que no suelen poder pasar de 10 kilos. No comentas este error, puesto que incluso se venden maletas con el tamaño exacto.

Maletas
Alliance / Shutterstock.com

Este hecho es muy importante para los vuelos de bajo coste, ya que la facturación de equipaje es realmente cara. Si tienes que enviar tus maletas a la bodega de carga, el precio del billete puede llegar incluso a duplicarse, así que asegúrate de que todo está correcto. Si te ha faltado algún artículo de aseo, por ejemplo, ya lo comprarás en tu destino. Así será más barato el viaje.

5. Comprueba los precios de los vuelos a diario

Es importante que compruebas las webs de viajes para reservar tus vuelos online. Cada día, un mismo trayecto puede tener un precio totalmente diferente. Así pues, es importante chequear a menudo las ofertas y tarifas hasta que des con la escapada de tus sueños.

“El hombre que sabe gastar y ahorrar es el más feliz, porque disfruta de ambas cosas.”

-Samuel Johnson-

6. Contrato de seguros

Un seguro de viaje para vuelos low cost no es en absoluto mala idea. De hecho, esta consideración te puede servir para cada escapada que realices.

Recuerda que hay muchos motivos por los que se puede suspender todo, desde mal tiempo hasta retrasos en el aeropuerto. Sin embargo, si vas cubierto, podrás recuperar el total de tu billete por una pequeña suma. De lo contrario, habrás perdido el dinero y te quedarás en tierra.

7. Si tienes dinero, contrata preferente

Algunos vuelos low cost tienen opciones preferentes. Esto quiere decir que quienes hayan optado por esa modalidad, pagando un poco más, podrán acceder al avión antes que los demás, elegir sus asientos y ponerse cómodos mientras el resto del pasaje les mira en la cola del aeropuerto.

Avión en aeropuerto
robbieheslop / Pixabai.com

No olvides que los vuelos low cost no van numerados, por lo que quien antes llegue, se sienta donde quiere, y cree cuando te decimos que hay mucha competencia por coger buenos asientos. Una familia o un grupo de amigos pueden acabar sentándose en cada extremo del avión.

Así pues, por muy poco dinero extra, puedes entrar tranquilamente, embarcar a tu aire y elegir en qué parte quieres volar. De lo contrario, sé puntual y ponte pronto en la cola para subir lo antes posible al avión.

8. Prepárate para todo

Los vuelos low cost no suelen ser cómodos. Los asientos están muy pegados, hay poco espacio para estirar las piernas, todo cuanto te ofrecen es de pago y suelen ir muy llenos de viajeros.

Así pues, abre tu mente, relájate, piensa en positivo y trata de olvidarte de todas las incomodidades que te rodean para gozar de la experiencia.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar