5 días libres para descubrir Jordania, un país fascinante

Hablar de Jordania es trasladarse hasta las aventuras de Indiana Jones y la última cruzada. Se trata de un país lleno de lugares que evocan aventuras, misterio y belleza. Desde el Oriente Medio, Jordania te invita a vivir una experiencia única conociendo sitios fantásticos que solo hemos visto en películas. Si tienes 5 días libres, no los desperdicies y ven con nosotros a este increíble país.

5 días libres por Jordania

1. Amán

Amán es la capital de Jordania y una de las ciudades más antiguas del planeta. Dedicarle un día entero es un buen plan, pues entre el caos, el ruido y el calor hay algunas joyas que se pueden descubrir.

MEzquita del Rey Abdala Amman, Jordania
Mezquita del Rey Abdalá – JPRichard

Acércate al centro de la ciudad y visita la mezquita del Rey Abdalá I, con una imponente cúpula azul y blanca y flanqueada por dos alminares.

La Ciudadela Romana es otro indispensable en Amán. Esta se encuentra en la parte antigua y evidencian las raíces históricas de la ciudad. Desde este lugar se admiran unas panorámicas de 360° de la capital. Si quieres hacer compras, Souk Jara es el lugar perfecto. Es el gran zoco de la ciudad con suaves colinas desde donde se observan bellos atardeceres.

2. Wadi Mujib

Wadi Mujib en Jordania
Wadi Mujib – Bargotiphotography

La mañana siguiente recomendamos dirigirte hasta los barrancos de Wadi Mujib. Lo mejor es ir por la mañana para que el calor no ralentice tu aventura. Se trata de un increíble cañón por donde discurre un río. Es un lugar perfecto para los amantes de la diversión, la adrenalina y el barranquismo.

El lugar muestra formas impresionantes, ya que la pared de la roca ha sido erosionada por el agua con formas sinuosas. Lo más recomendable es llevar un guía para que te dirija con seguridad por toda la experiencia, que dura aproximadamente una hora y media.

“Conoces más un camino por haber viajado por el que por todas las conjeturas y descripciones en el mundo.”

– William Hazlitt –

3. El mar Muerto

Después de pasar la mañana en Wadi Mujib, pasa la tarde en el mar Muerto, un lugar que, además de su característica belleza, cuenta con centros y hoteles que brindan todos los servicios. Tiene a Jordania en una orilla, mientras que en la otra se puede ver Israel y los territorio palestinos.

Mar Muerto
Mar Muerto – Photographer Lili

El mar Muerto es un lago alimentado por el cauce del río Jordán. Posee un índice de salinidad nueve veces superior a la de cualquier océano del planeta. Bañarse en él es casi que obligatorio, al igual que tomarse la característica foto flotando con el periódico.

Hay tres aspectos del mar Muerto que es importante tener en cuenta. Primero, que es el punto geográfico más bajo del planeta, a 416 metros por debajo del nivel del mar. Segundo, es una importante referencia en la Biblia y otros textos religiosos. Y tercero, es uno de los balnearios más antiguos que existen en el planeta. Incluso se tiene certeza que hasta Herodes vino a este lugar a curarse una enfermedad de la piel.

4.  Petra

A Petra debes dedicarle unos dos días. Es uno de los mejores complejos arqueológicos del planeta, una ciudad nabatea con más de dos mil años y dueña de una historia fascinante.

Petra
Petra – Kanuman

Durante muchos años Petra quedó destinada a las historias de fantasías y leyendas de los beduinos. No fue hasta 1812 cuando el suizo Johann Ludwig Burckhardt, descubrió para el mundo este conjunto de templos funerarios escondidos en el interior de unas montañas, accesibles por medio de un desfiladero.

Estos templos y tumbas moldeados en la roca de las montañas, cañones y desfiladeros, es actualmente una de las siete maravillas del mundo moderno. Se necesitarían varios días para admirar todos los increíbles rincones de esta ciudad. Pero en dos días puedes contemplar algunas joyas como el estrecho desfiladero (el Siq) que te muestra tímidamente el templo que vimos en Indiana Jones y la última cruzada, el Khasné o Tesoro.

Luego, surge una ciudadela con un anfiteatro y un sendero ascendente con muchos escalones, que lleva hasta el Deir (el monasterio). Este es el edificio más hermoso de toda Petra. No te pierdas la ciudad de noche, cuando se encienden miles de velas, que regalan un bellísimo espectáculo visual.

5. Wadi Rum

Wadi Rum en Jordania
Wadi Rum – Federica Violin

El último día puedes dedicarlo a conocer Wadi Rum, uno de los desiertos más hermosos del planeta. Es también conocido como “el valle de la luna jordano”, por su arena roja, que da una apariencia marciana.

Los paisajes que se observan en este desierto son sobrenaturales. La mejor forma de recorrerlo es en 4×4 o en camello. Vale la pena quedarse hasta el atardecer para admirar las puestas de sol.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar