Viaje a través de la ‘Crónica de Núremberg’

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
14 junio, 2019
Un libro antiguo puede ser tan útil como la mejor guía de viajes de la actualidad. Así, si quieres conocer las principales ciudades del siglo XV, no te pierdas lo que te contamos a continuación.

La Crónica de Núremberg es una joya de la literatura mundial. Está considerada como la primera enciclopedia de la historia y también puede servir como una excelente guía de viaje. Aquí te mostramos algunas de las ciudades que aparecen en sus increíbles ilustraciones.

La Crónica de Núremberg

La Crónica de Núremberg es un incunable que forma parte de la historia de la humanidad. Se publicó en 1493 y consta de 600 páginas y 1804 xilografías en las que se muestran algunas de las principales ciudades del mundo.

Roma en la Crónica de Núremberg
Roma

Editada en dos idiomas, latín y alemán, narra la historia universal basándose en el relato de la Biblia. Su editor fue Anton Koberger y es el resultado de una compilación realizada por el médico Hartmann Schedel.

En ella participaron artistas del momento, como Wilhelm Pleydenwurff y Michael Wolgemut. En el taller de este último se formó Alberto Durero, así que es muy probable que este también participara en la creación de las maravillosas xilografías que complementan esta gran obra.

Sigue una tradición medieval que representaba a la historia humana en seis edades. Sin embargo, las Crónicas de Núremberg añaden una séptima edad: el Juicio Final. Además, contiene el primer mapa de Alemania impreso de la historia. Y también incluye un mapa de lo que se pensaba que era el mundo en ese momento.

Su propio autor predijo la importancia de esta obra. Incluso acompañó la comercialización del libro con un pequeño folleto en el que decía lo siguiente:

Vete ya, libro, y hazte conocer doquiera que el viento sople libre

Nunca antes se había impreso nada como tú

Miles de manos te tomarán con ansioso deseo

y te leerán con gran atención

– Anton Koberger –

Este valioso libro se guarda celosamente en algunas de las mejores bibliotecas del mundo. Entre ellas, destacan la Academia de San Fernando de Madrid, la abadía del Sacromonte de Granada, la Biblioteca Palafoxiana de Puebla en México, el Museo de Bellas Artes de Boston y la Biblioteca Nacional de Chile en Santiago.

Ciudades representadas en la Crónica de Núremberg

Dentro de sus numerosas xilografías, se pueden destacar las que representan a las principales ciudades de la época. Vamos a mencionar solo algunas de ellas:

Núremberg y Maguncia

Xilografía de Maguncia
Maguncia

Como no podía ser de otra manera, hay una vista de la ciudad de Núremberg. Una ciudad que en esa época se había convertido en la sede de las principales imprentas y talleres de xilografía del momento.

También la ciudad alemana de Maguncia será la protagonista de una de las imágenes de este libro. En ella, Johannes Gutenberg inventó la imprenta de caracteres móviles. Y, de allí saldrían los primeros incunables, entre los que destaca la llamada Biblia de Gutenberg (1453-55).

Breslau, Cracovia y Praga

Xilografía de Praga en la Crónicas de Núremberg
Praga

De Polonia, las ciudades elegidas para aparecer en la Crónica de Núremberg son Breslau y Cracovia. Esta última se había instaurado como capital, lo que provocó que multitud de artistas y artesanos se trasladaran a la ciudad.

Muy cerca de ellas se encuentra otra de las elegidas para aparecer en la Crónica. Se trata de la ciudad de Praga. La hoy capital checa era sede de la corte de los reyes de Bohemia y cuna de algunos de los emperadores del Sacro Imperio Romano.

En el siglo XIV floreció bajo el reinado de Carlos IV, que ordenó su expansión por medio de la construcción de la nueva ciudad, uniendo ambas con el extraordinario puente Carlos. Además, esta ciudad era la sede de la primera Universidad de Europa Central y, por tanto, un espacio del conocimiento.

Florencia y Génova

Vista de Florencia
Florencia

De Italia existen dos vistas impresionantes. La primera, de la ciudad de Florencia, una de las cunas del Renacimiento por antonomasia. Y la segunda representación es la de la ciudad de Génova, toda una potencia naval en aquel momento.

Damasco, Constantinopla y Jerusalén

Xilografía de Estambul
Costantinopla

Más orientales son las ciudades de Damasco y Constantinopla, hoy conocida como Estambul. La ilustración de esta ciudad representa una urbe intramuros y es parcial, pues solo aparece el distrito de Gálata visto desde el mar de Mármara.

Y, en un libro que habla sobre la historia universal basándose en la Biblia, no podía faltar una representación de Jerusalén (Hierosolima). En ella se representa una ciudad circular, con varias murallas y presidida por un gran templo, el de Salomón.

Muchas más son las ciudades que se representan en esta obra de arte. Y así, esta se constituye como toda una guía de viajes de las principales ciudades del siglo XV.

  • La maravillosa Crónica de Núremberg y los fantásticos personajes que viven en las páginas del preciado incunable. (1 de kulio, 2017). BBC News. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-40458793
  • Liber chronicarum. UCM-Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla. Recuperado de: https://biblioteca.ucm.es/historica/liber-chronicarum