10 valles europeos para olvidarse de todo

¿Necesitas descansar y olvidarte de todo? ¿Buscas un lugar en el que puedas estar en contacto con la naturaleza?  Estos valles europeos son perfectos para desconectar. Sus paisajes, sus pueblos, sus monumentos, la amabilidad de sus gentes o su gastronomía harán que veas la vida de otro color.

1. Valles europeos maravillosos: Ordesa, España

Valles europeos, Ordesa
Valle de Ordesa – Tono Balaguer

Que el valle de Ordesa sea Patrimonio de la Humanidad ya debe decirte mucho. Pero si a eso añadimos que aquí estarás rodeado de picos que superan los 3.000 metros, que encontrarás circos glaciares, cañones y pueblos medievales maravillosos, seguro que no dudas de que este valle del Pirineo de Huesca es el lugar perfecto para relajarte y olvidarte de humos, prisas y hasta del reloj.

2. Lauterbrunnen, Suiza

Lauterbrunnen en Suiza
Lauterbrunnen – Creative Travel Projects

Lo llaman el “Valle de las 72 cascadas“, porque ese es uno de sus grandes atractivos. Y no son pequeñas cascadas, en absoluto, algunas tienen caídas que alcanzan los 300 metros. Pero además, aquí podrás contemplar paredes verticales espectaculares y disfrutar de bucólicos prados alpinos y pueblos llenos de encanto.

3. Valle de Aosta, Italia

Valles de Aosta
Valle de Aosta – leoks

En el norte de Italia, este histórico valle limita con Francia y Suiza, es decir, que ante tus ojos se abre un valle típicamente alpino. Y en él puedes disfrutar de mil maneras. Aquí encontrarás montañas míticas, estaciones de esquí, baños termales, restaurantes donde comerás de lujo, castillos… ¿Se puede pedir más?

4. Valle del Loira, Francia

Castillo en el Valle del Loira
Castillo de L’Islette – Viacheslav Lopatin

Cambiamos de registro para irnos a uno de los valles europeos más conocidos: el del Loira. De él son famosos sus castillos, como los de Blois o Chambord. También algunas ciudades como Orléans, Tours o Amboise. De este valle dicen que es el jardín de Francia y, si quieres disfrutarlo con calma, hay infinidad de pequeños alojamientos con encanto.

5. Valle del Rhin, Alemania

Valle del Rhin
Valle del Rhin – clearlens

Nos referimos exactamente al Valle Superior del Medio Rhin, es decir, a lo que popularmente se conoce como “Rhin romántico”. Un valle de laderas pobladas de viñedos en las que se descubre un castillo tras de otro y pueblos que parecen de cuento. Un lugar perfecto para recorrer tranquilamente en bicicleta.

6. Valle de Aurland, Noruega

Valle de Aurland
Valle de Aurland – LeeSensei

Noruega está surcada por infinidad de valles, todos ellos hermosos con sus glaciares, sus cascadas y sus fiordos. El de Aurland, con apenas 40 kilómetros, es especial. Lo llaman el “Gran Cañón de Noruega” y en él no solo disfrutarás de un paisaje maravilloso desde sus miradores, también podrás contemplar antiguas granjas que te llevarán a otras épocas.

7. Valle del Duero, Portugal

Valle del Duero
Valle del Duero – hermitis

Otro lugar ideal para los amantes de los buenos caldos. En su curso por Portugal, el Duero regala paisajes maravillosos de laderas que dibujan profundos meandros. Y en ellas destacan las terrazas con cultivos de vid. Un valle donde reina la tranquilidad y que podrás disfrutar alojándote en alguna de sus muchas quintas. No dejes de recorrerlo en barco, te encantará.

8. Valle de Glencoe, Escocia

Valle de Glencoe en Escocia
Valle de Glencoe – EddieCloud

Es uno de esos valles europeos capaz de hacerte viajar en el tiempo. En él aún resuenan los ecos de terribles batallas y masacres que le dieron una triste fama. Pero, más allá de su historia, lo cierto es que en este valle encontrarás algunos de los paisajes más bellos de Escocia. Y, aunque no hayas estado allí, quizá los hayas visto, sí, porque aquí se rodaron escenas de películas como Braveheart o Rob Roy.

9.Valle de Wachau, Austria

Valle de Wachau
Valle de Wachau – canadastock

El Danubio cruza este precioso valle de pocos kilómetros, pero que ofrece paisajes maravillosos de laderas cubiertas de viñedos; castillos como el de Dürnstein, donde estuvo encarcelado Ricardo Corazón de León; monumentos tan importantes como la abadía de Melk; o pueblos que parecen sacados de un cuento, como Spitz. Espectacular.

10. Valle del Boí, España

Iglesia en el valle del Boí
Sant Climent de Taull – Guillem Calatrava

Acabamos nuestro recorrido por valles europeos maravillosos como empezamos, en el Pirineo, pero en este caso en el de Lleida. En este lugar se alza un magnífico conjunto de iglesias románicas. Si te gusta el arte, disfrutarás admirándolas. Pero el valle ofrece mucho más, desde unos paisajes de infarto a una gastronomía que seguro que hace que ganes algún kilo.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar