Secretos de los metabuscadores de vuelos

Edith Sánchez·
30 Diciembre, 2019
Los metabuscadores sí son la mejor opción para encontrar los vuelos más económicos. Hay que tener en cuenta que lo mejor es hacer tu búsqueda entre tres meses y un mes y medio antes del vuelo. También debes aplicar algunos consejos que te damos enseguida.
 

Los metabuscadores son la vía favorita de muchos viajeros para encontrar los vuelos más baratos. A menos que dispongas de mucho tiempo para mirar aerolínea por aerolínea, este es, sin duda, el método idóneo para conseguir los mejores precios.

De hecho, a veces los metabuscadores te ofrecen precios más baratos que los de las mismas aerolíneas. ¿Por qué? Se debe a que hay agencias de viajes que compran pasajes en masa, a excelentes precios, y luego los revenden también a buen precio.

Esas agencias hacen circular sus ofertas a través de los metabuscadores. Por lo mismo, la probabilidad de que encuentres los mejores precios en vuelos es mucho más alta en estos motores de búsqueda que por otras vías. Como en todo, siempre hay algunos datos no tan conocidos que vale la pena saber. Estos son algunos de ellos.

1. ¿De incógnito en los metabuscadores?

Hombre comprando un billete de avión

Este es un secreto no tan secreto que, de todos modos, genera dudas en muchos viajeros. En muchas páginas se sugiere utilizar una ventana privada para hacer la búsqueda de los vuelos más baratos en los metabuscadores. Sin embargo, muchos creen que se trata de un mito.

 

Para salir de dudas, hicimos la prueba (tú puedes hacerla). Buscamos una oferta a través de una navegación normal y simultáneamente entramos de incógnito en otro ordenador. El resultado no dejó lugar a dudas: algunos trayectos aparecían con el mismo precio, pero en otros había una diferencia significativa. Navegando de incógnito se encuentran mejores precios.

2. Sí: cuanto más buscas, más suben los precios

Tal vez ya has tenido la experiencia de que comienzas a buscar un vuelo barato y a medida que lo haces notas que la tarifa va subiendo día tras día. Si la fecha del vuelo está cerca, esto es normal. En cambio, si la fecha es lejana, lo que ocurre en realidad es otra cosa.

Los metabuscadores, y también las aerolíneas, detectan una búsqueda insistente como una ‘búsqueda desesperada’. Si notan que tienes mucha urgencia de viajar, con toda seguridad van a aumentar el costo de los pasajes. Al fin y al cabo, se trata de un negocio en el que ambas partes quieren sacar las mayores ventajas.

Por lo anterior, nuevamente, sigue siendo recomendable hacer una búsqueda a través de la navegación privada o cambiar de ordenador si notas que los costos suben sin parar. Es bueno que tengas a mano los medios de pago, ya que podrías encontrar una excelente oferta que ya no está disponible a los cinco minutos. Si ves una ganga, no dudes: compra.

3. Las tarifas error

Mujer comprando billetes a través de metabuscadores de vuelos
 

Uno de los grandes aportes de los metabuscadores es que te ayudan a encontrar las tarifas error mucho más fácilmente. Si no has oído hablar de las tarifas error, te contamos que se trata, como su nombre indica, de tarifas que publican las aerolíneas por error. También sucede con los hoteles y los alquileres de coches.

Todos los días cambian los precios de prácticamente todos los vuelos. El dato del nuevo precio es introducido por una máquina, por una persona o por ambos. Como sea, lo cierto es que ese proceso no está exento de errores porque el volumen de datos es inmenso. Esto lleva a que de vez en cuando aparezcan errores en esos precios, por ejemplo, por la ausencia de un cero.

Si tienes configurada una alerta de precios en uno de los metabuscadores, esa baja significativa en un precio te será notificada de inmediato. Así mismo, debes comprar inmediatamente. Si el error es muy grande, es probable que la aerolínea anule el pasaje. Sin embargo, en la mayoría de los casos respetan tu compra y la asumen como una pérdida normal dentro de su actividad.

4. Destinos en los metabuscadores de vuelos

Por regla general, los multidestinos son más económicos que los trayectos a un solo destino. Hay que hacer varias pruebas antes de que encuentres el mejor precio. Elige una y otra ciudad que quede en tu trayecto y prueba, te puedes llevar grandes sorpresas.

Así mismo, cuando un destino es muy caro, es bueno probar a buscar vuelos en otro destino cercano. A veces las tarifas son significativamente más bajas y tanto en el punto de partida como en el de llegada puedes desplazarte en un medio más económico, como autobús o una línea low cost.