San Pedro de Alcántara, una localidad que debes conocer

· 15 noviembre, 2018
Marbella o Fuengirola son mucho más famosas. Sin embargo, San Pedro de Alcántara, también en la costa malagueña, tiene suficientes atractivos como para visitarla.

San Pedro de Alcántara posiblemente sea una de las localidades menos conocidas de la Costa del Sol. Sin embargo, lejos de lo que muchos puedan opinar, es un pueblo que merece mucho la pena. Para convencerte de ello, te invitamos a que nos acompañes a descubrir sus encantos.

Qué ver y hacer en San Pedro de Alcántara

Torremolinos, Marbella, Fuengirola o Benalmádena son las ciudades de la Costa del Sol más sonadas. Y las culpables de haber hecho sombra a localidades tan hermosas como San Pedro de Alcántara. Se encuentra muy cerca de Marbella, y te aseguramos que nada tiene que envidiar al reino malagueño del lujo.

Aún se debate sobre si San Pedro de Alcántara es una localidad o un núcleo urbano que pertenece a Marbella. Sea como sea, merece la pena una visita y a eso vamos. ¿Te vienes con nosotros a descubrir todo lo que podemos ver allí?

Sus calles

Plaza del Mercado en San Pedro de Alcántara
Plaza del Mercado

A pesar de la cercanía con la modernidad y el lujo de Marbella, San Pedro de Alcántara aún guarda la tradición y el encanto de los pueblos blancos de Málaga. Perderte por sus calles te dará la oportunidad de conocer esta cara de la localidad. No dejes de conversar con sus gentes y conocer su historia.

En San Pedro destacan su tranquilidad y sosiego, fruto de la tradición que sus gentes y sus calles han sabido guardar. Aún son muchos los que viven del negocio de la pesca, otra tradición más que ha ido pasando de generación en generación.

Como toda la provincia de Málaga, también aquí se disfruta de un microclima que atrae a miles de turistas cada año. Si piensas en una visita a la Costa del Sol, pero quieres huir del bullicio de las ciudades más conocidas, este es ese rincón que estás buscando.

Su increíble paseo marítimo

Bulevar de San Pedro de Alcántara
Bulevar de San Pedro de Alcántara

Un pueblo de costa sin un bonito paseo marítimo no es nada. Sin embargo, el de San Pedro es espectacular y se sale de lo común. Destaca la zona de su moderno bulevar, que es una construcción en forma de puente zigzagueante que te lleva a lo largo de la costa.

Durante el paseo por este bulevar, además, verás plantas aromáticas y el mar de fondo. Todo ello hará del trayecto un deleite para todos los sentidos.

Ruinas

Basílica paleocristiana de San Pedro de Alcántara
Basílica paleocristiana – Ikusitaikasi / Wikimedia Commons

Gran parte de Andalucía guarda mucha historia, bien sea árabe o romana. San Pedro no es menos y alberga las ruinas de una pequeña basílica paleocristiana. Se cree que es uno de los ejemplos más antiguos de iglesia cristiana de España, pues se estima que data del siglo VI.

Ese siglo España estuvo asediada por romanos, visigodos y bizantinos. Esto hizo que la arquitectura de esta basílica fuera una mezcla increíble del arte de las tres civilizaciones.

Gastronomía

Si vas a San Pedro de Alcántara, no puedes irte de allí sin probar su gastronomía. Destaca por su conocido “pescaíto frito”, como ocurre en toda la zona de Málaga.

Como muchos de sus habitantes aún se dedican a la pesca, tienen muchos productos autóctonos que pueden ofrecer a buenos precios. Y además, los restaurantes de la zona son expertos en prepararlos conservando el sabor del producto original. Si te gusta comer, disfrutarás de lo lindo.

Playa del Saladillo

Playa del Saladillo en San Pedro de Alcántara
Playa del Saladillo – Tyk / Wikimedia Commons

Es una playa sin arena, ya que su orilla está formada por pequeñas piedrecitas. Es larga y urbana, así que tiene todo lo necesario para disfrutar de un día excelente en familia.

Se trata de una playa tranquila que podrás disfrutar en cualquier época el año, ya sea para darte un baño o para pasear. Aunque estamos seguros de que los más atrevidos se meterán dentro incluso en invierno.

Ya ves que ninguna localidad olvidada merece estarlo. Y San Pedro de Alcántara acaba de demostrarnos que merece la pena ser visitada. ¿La apuntas en tu lista de imprescindibles? No te arrepentirás.