Samarcanda, una espectacular parada en la Ruta de la Seda

Adrián Pérez 16 julio, 2017

Samarcanda, en Uzbekistán, fue uno de los puntos más importantes de la Ruta de la Seda, que conectó Asia con Europa durante siglos. Siendo un cruce de caminos, quienes la visitaban la describían como una ciudad excepcional, con sus mezquitas y madrazas, mausoleos, coloridas puertas y cúpulas. Hoy es considerada una joya turística del país y nos vamos hasta ella para descubrirla. ¿Nos acompañas?

Samarcanda, historia de una ciudad excepcional

Samarcanda es la segunda ciudad en importancia de Uzbekistán. Tiene unos 2700 años de antigüedad, y fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el 2001, siendo nombrada Encrucijada de Culturas.

Al ser uno de los iconos de la Ruta de la Seda, por ella pasaron grandes personajes de la historia. Es nombrada por Marco Polo en su libro de aventuras, donde se refiere a ella  como “ciudad grande y famosa”. Alejandro Magno, por su parte, mencionó que era más hermosa de lo que podía imaginar.

Samarcanda
Samarcanda – Leonid Andronov

Fue conquistada por los árabes de quienes heredaron el Islam; por los persas samanids, que dejaron su patrimonio cultural; por los turcos selyúcidas, que le brindaron un gran esplendor; por los mongoles, que la destruyeron y por Tamerlán y sus descendientes, que la convirtieron en la floreciente capital de su imperio.

La apertura de nuevas rutas marítimas y el declive de la Ruta de la Seda en el siglo XVI, hizo que Samarcanda quedara en el olvido. Además, fue el epicentro de algunos terremotos en el siglo XVIII, por lo que quedó prácticamente inhabitada.

Aunque el emir que reinaba Bukhara intentó repoblarla, fueron los rusos quienes le dieron vida con la construcción del ferrocarril transcaspiano que la unió con el Imperio ruso. Samarcanda pasó a formar parte de la República Socialista Soviética de Uzbekistán y quedó dentro de esta región cuando Stalin la dividió en la RSS de Tayikistán, separándola de sus orígenes persas.

Qué no perderse en Samarcanda

1. El Registán

Samarcanda
Registán – Leonid Andronov

Se encuentra en corazón de la ciudad, una impresionante explanada flanqueada por tres madrazas consideradas maravillas arquitectónicas: la Madraza Ulugbek, a la izquierda de la plaza y la más antigua; en el centro se encuentra la Madraza Tilla-Kari y a la derecha, la Madraza Sher Dor. Todas son de estilo tradicional uzbeka, con cúpulas turquesas y mosaicos blancos, azules, verdes y dorados.

Aunque una “madraza” es tradicionalmente un lugar de enseñanza, en el caso del Registán también era el centro comercial de la ciudad. En la actualidad, aún pueden verse pequeños habitáculos dentro de las madrazas donde venden artesanías, souvenirs y recuerdos.

2. Mezquita de Bibi Khanym

Mezquita Bibi Khanym en Samarcanda
Mezquita Bibi Khanym – eFesenko

Este impresionante templo fue construido por la esposa del Tamerlan y es otra de las maravillas de Samarcanda. Se encuentra en la avenida principal de la ciudad y cuenta con una arquitectura impresionante. Sus paredes brillantes, su preciosa cúpula y el arco del portal decorado en mármol son espectaculares.

3. Mercado Siyob

El mercado o bazar de Siyob es otro importante lugar en Samarcanda. Cuenta decenas de puestecitos de comida y artesanía, donde puede disfrutarse las tradiciones del país y el contacto con los amables locales.

4. La necrópolis de Shazi Zinda

Necrópolis de Sazi Zinda en Samarcanda
Necrópolis de Shazi Zinda – MehmetO

Se trata de un complejo impresionante que fue construido alrededor de la tumba de Qusam ibn Abbas, un primo de Mahoma que trajo el islam a Uzbekistán.Cuenta con extraordinarios mausoleos decorados con cerámica verde, definitivamente uno de los monumentos más impactantes de la ciudad.

“Viajar hace a uno modesto. Ves el lugar pequeño que ocupas en el mundo.”

-Gustave Flaubert-

5. Mausoleo Gur-e Amir

Tumba del Tamerlán en Samarcanda
Tumba del Tamerlán – Por NICOLA MESSANA PHOTOS

Es el lugar donde se encuentra la tumba del Tamerlán, importante caudillo uzbeko. Es uno de los mausoleos más espectaculares de todo el mundo, con una gran cúpula y suntuosos mosaicos en sus paredes. Este edificio es uno de los ejemplos más destacados de la arquitectura islámica, que incluso ha intentado ser replicado por otros mausoleos del mundo.

6. Mezquita de Hazrat-Hizr

Esta preciosa mezquita de madera se encuentra al lado de la necrópolis de Shah-i-Zinda y data del siglo XIX. Aunque la mezquita original fue construida en el siglo VIII, fue destruida por Gengis Kan. Destacan los bellos detalles en los techos y las magníficas vistas que se observan desde la colina de la mezquita de Bibi-Khanym y su mausoleo.

Te puede gustar