Real de Catorce, un rincón especial en México

13 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Antiguo asentamiento agrícola, la aparición de minas de plata lo convirtió en uno de los lugares más importantes de México. Abandonado años después, ha renacido como atracción turística.

Real de Catorce es un precioso pueblo ubicado en la sierra de Catorce, en San Luís de Potosí, México. Se trata de un pueblo minero ubicado a casi 3000 metros de altura que hoy es uno de los principales atractivos turísticos del país. En él encontrarás un entorno natural impresionante, una singular arquitectura y una interesante historia. ¿Quieres descubrir este bonito pueblo?

Real de Catorce: de pueblo minero a pueblo turístico

Real de Catorce surge como una población minera tras el descubrimiento de una importante veta de plata. Con el nombre de Real de Minas de Nuestra Señora de la Limpia Concepción de Guadalupe de los Álamos de Catorce, se constituyó como una de las minas de plata más importantes del país.

Calle de Real de Catorce
Calle de Real de Catorce

Anteriormente ya estaba habitado por un grupo de indígenas, a quienes el virrey de Nueva España había cedido estas tierras para que las cultivaran. Sin embargo, con el descubrimiento de la veta de plata en el siglo XVIII, Real de Catorce comenzó a crecer rápidamente, al ritmo de los mineros que acudían a él para encontrar riquezas.

Incluso tuvo su propia casa de la moneda, pero todo terminó cuando en una de las prospecciones se perforó un manto acuífero y la mina se inundó. Así, poco a poco, el pueblo de Real de Catorce fue quedando en el abandono, hasta el punto de llegar a ser un pueblo fantasma.

A pesar de ello, su gran potencial arquitectónico e histórico hizo que se comenzaran a restaurar sus monumentos y se abriera un importante museo dedicado a la vida del minero. Desde 2001 forma parte de la red de pueblos mágicos que promociona la Secretaría de Turismo de México.

Qué ver en Real de Catorce

1. Templo de la Purísima Concepción

Iglesia de la Purísima Concepción
Iglesia de la Purísima Concepción

Es un templo de arquitectura colonial, una iglesia imponente a la que acuden miles de devotos para rezar a San Francisco de Asís. Este, también conocido como Panchito o el Charrito, ha sido uno de los principales motivos de recuperación de Real de Catorce, ya que cuando se abandonó la población, miles de personas volvían cada año para rendir culto al santo.

En origen fue una pequeña capilla, pero la importancia del santo provocó que se construyese esta impresionante iglesia. Así, en 1783 se colocó la primera piedra. Sin embargo, en 1817 sufrió un terrible incendio que causó la pérdida de la profusa decoración que contenía.

Actualmente, es el escenario de una gran fiesta desde la segunda quincena de septiembre hasta finales de octubre. Es entonces cuando se celebra una gran fiesta en honor al santo a la que acuden fieles, comerciantes y profesionales para pagar ‘mandas’ o hacer peticiones.

2. La Casa de la Moneda

Ruinas de Real de Catorce
Ruinas en Real de Catorce

Fue tanta la riqueza que se acumuló en este pequeño pueblo de la sierra de Catorce, que llegó a contar con su propia casa de la moneda, aunque funcionó durante muy poco tiempo. Allí se acuñaron monedas de dos, cuatro y ocho reales. La de ocho reales era muy especial, pues la mandaron hacer los mineros de Real de Catorce como aportación para la construcción del santuario de Guadalajara.

3. El cementerio o los panteones

Es uno de los espacios más antiguos de esta localidad serrana. En él podrás ver tumbas anteriores al siglo XVIII, momento en el que se descubrió la veta de plata. En él se encuentra la capilla del Descanso, que cuenta con una bonita fachada neoclásica.

4. El museo

Frente a la iglesia de la Concepción se encuentra el museo parroquial. Trata de mostrar cómo fue la vida de los pobladores de este municipio mexicano, además de proteger el rico legado cultural que estos poseían.

Con el cierre de la mina y la crisis económica que se vivió posteriormente, los pobladores comenzaron a vender las antigüedades que poseían, pero desconocían el valor que tenían. Así, el párroco de la localidad consiguió comprarlas y fundar este museo. Allí encontrarás objetos de uso cotidiano, herramientas para la mina, fotografías antiguas, instrumentos musicales, etc.

5. Otros lugares que descubrir en Real de Catorce

Túnel Ogarrio
Túnel Ogarrio

Otro de los lugares que debes descubrir en Real de Catorce es el palenque o coliseo de gallos. En él se realizaban peleas de gallos y fue recuperado para su visita turística. Además, no te pierdas sus calles y casas porque descubrirás preciosas muestras de arquitectura popular y noble hecha en piedra.

Además, podrás realizar una bonita visita guiada por las minas abandonadas y el impactante paisaje de la zona. También podrás recorrer el túnel Ogarrio, se trata de la principal vía de acceso y cuenta con una longitud de 2300 metros. Inaugurado el día 2 de abril de 1901, su construcción se debe a Roberto Irizar y su promotor fue don Gregorio de la Maza y Gómez de la Puente.

 

  • Real de Catorce. Web de turismo de México. Recuperado el 6 de enero de 2020 de https://www.visitmexico.com/es/destinos-principales/san-luis-potosi/real-de-catorce
  • Real de Catorce, San Luis Potosi. Secretaría de Turismo. Recuperado el 6 de enero de 2020 de http://www.sectur.gob.mx/gobmx/pueblos-magicos/real-de-catorce-san-luis-potosi/