¿Qué ver en Amberes? Curiosidades que debemos conocer

Alicia Vecino López 6 noviembre, 2017

Principalmente, lo que debemos ver en Amberes es el centro de la ciudad repleto de vida. Pasear por sus calles nos transportará a otra época llena de encanto. Conocida como la ciudad del diamante, es una de las excursiones habituales en un viaje a Bélgica. Dada la buena comunicación entre las localidades belgas más importantes, viajar a Amberes desde Bruselas se convierte en una  travesía imprescindible.

¿Qué ver en Amberes?

Son muchos los lugares que ver en Amberes, cada uno de ellos tiene un toque especial, sin embargo podemos centrarnos en los más importantes:

1. Plazas de Amberes

Ayuntamiento, una de las cosas que ver en Amberes
Ayuntamiento de Amberes – Inu

En Amberes podemos ver dos plazas majestuosas: Grote Markt y Groenplaats. La Grote Markt es la plaza principal de esta magnífica ciudad, allí podemos observar la increíble arquitectura del Ayuntamiento y la fuente de Brabo, donde es posible conocer la leyenda del héroe de la ciudad, que la salvó de un malvado gigante.

La Groenplaats está llena de vida por los restaurantes que la rodean, además se encuentra frente a la catedral. Los edificios renacentistas que rodean ambas plazas crean un ambiente único y extraordinario.

2. Catedral de Amberes

Catedra, uno de los lugares que ver en Amberes
Catedral de Amberes – Sira Anamwong

La Catedral de Nuestra Señora, Onze Lieve Vrouwekathedraal en flamenco, es la catedral belga con más prestigio. Su arquitectura gótica a lo largo de la inmensa fachada y el increíble interior la convierten en el templo religioso más importante del país.

3. Castillo de Amberes

Castillo de Amberes
Castillo de Amberes – Lukiyanova Natalia frenta

El castillo es otro de los lugares que ver en Amberes. El edificio se construyó en el siglo XII, aunque fue posteriormente remodelado. Se encuentra al lado del río, por lo que desde él se puede contemplar una bonita panorámica de la ciudad. El arte y la historia que rodean a este monumento son fascinantes.

4. Iglesias de Amberes

Sint Pauluskerk en Amberes
Sint Pauluskerk – Inu

Respecto a templos religiosos, al igual que en la Catedral de Nuestra Señora, podremos contemplar numerosas obras de arte en el interior. En Sint Pauluskerk y Sint Jakobskerk podemos admirar pinturas de Rubens y majestuosas esculturas. 

Ambas iglesias son capaces de dejarnos sin aliento observando cada una de las creaciones artísticas que se encuentran dentro. Los órganos, las capillas, los altares y los púlpitos de cada una de estas dos iglesias provocan en cada visitante una gran fascinación. Aunque lo más deslumbrante es la gruta de Sint Pauluskerk.

Otros rincones de Amberes

Podemos encontrar en cada calle la magia que envuelve esta hermosa ciudad, pero lo cierto es que hay que ver en Amberes otros rincones destacados:

1. Estación Central

Estación Central, uno de los lugares que ver en Amberes
Estación Central – Botond Horvath

Si tenéis la suerte de llegar a Amberes en tren, podréis observar la impresionante Estación Central. Su elegancia hace que sea considerada como una de las estaciones más bonitas del mundo. Además, se encuentra no muy lejos del centro y al lado del Museo del Diamante y del Zoo de Amberes.

De todas formas, merece la pena dedicar algunos minutos del viaje a observar esta estación, ya que es como un palacio. Es la mejor manera de empezar a ver Amberes.

2. Palacio del Meir: “The Chocolate Line”

Calle Meir en Amberes
Calle Meir – hipproductions

La calle Meir es uno de los mejores paseos que podemos hacer en Amberes. En esta calle principal del centro histórico y cultural lo más interesante que podemos ver es el Palacio del Meir. En este majestuoso edificio, que perteneció a Napoleón, hoy podemos degustar un excelente desayuno.

Sin embargo, la mayor curiosidad reside en el interior del Palacio del Meir es “The Chocolate Line”.  Este es el lugar ideal para probar uno de los mejores chocolates de la ciudad e incluso del país. Esta chocolatería, que se encuentra en una de las distribuciones del palacio, nos permite, además de comprar increíbles delicatessens, ver cómo se preparan todos los dulces en la cocina.

“Una vez que has viajado, la travesía nunca termina, sino que es recreada una y otra vez a partir de vitrinas con recuerdos. La mente nunca puede desprenderse del viaje”.

-Pat Conroy-

Al igual que otras ciudades belgas como Bruselas y Brujas, Amberes es  una ciudad realmente fácil visitar y conocer. De hecho, solamente debemos dejarnos llevar para descubrir todos sus encantos.

Te puede gustar