¿Por qué elegir un conductor privado para viajes de negocios?

Patricia Hernández · 28 junio, 2019
Rapidez, comodidad y tranquilidad son algunas de las ventajas de contar con un conductor privado cuando el motivo del viaje es el trabajo.

Si tu empleo te obliga a realizar viajes de negocios, puedes plantearte la idea de contratar un conductor privado. Es una decisión que tiene numerosas ventajas ¿Quieres saber cuáles son? A continuación, te descubrimos algunas de ellas y te proporcionamos información de interés, como lo que tienes que hacer para contratar dicho servicio.

Ventajas de contratar a un conductor privado

Un conductor privado te dará más tranquilidad y te liberará un poco del estrés lógico de cualquier viaje de negocios. Pero no son las únicas ventajas, hay otras que explicamos ya.

Se ahorra tiempo

Vehículo con chófer

Decantarse por un conductor privado se traduce en un ahorro de tiempo, pues el vehículo llegará al lugar que quieras a la hora que hayas pedido. De esta forma, no tienes que depender de si el transporte público sale a tiempo o de preocuparte por si sus horarios se ajustan a tus necesidades.

Asimismo, ir en un vehículo tú solo y sin las aglomeraciones propias del transporte público favorece que puedas avanzar con tareas de tu trabajo. Algo que sería imposible del todo si eligieras conducir tu propio coche, pues tendrías que estar pendiente de la carretera.

Puedes minimizar las gestiones que tienes que realizar

¿Necesitas recoger un paquete o unos documentos y no puedes hacerlo porque tu próxima reunión está a punto de comenzar? Puedes pedirle a tu conductor privado que se acerque donde tú quieras para que te entregue aquello que requieras después. Así, minimizarás las gestiones que tienes que llevar a cabo y podrás centrarte en tu trabajo.

Tienes acceso a servicios adicionales

Conductor privado

Aunque hayas contratado el servicio básico de conductor privado, siempre puedes apoyarte en él para que te ayude, te dé consejo, te ofrezca su opinión sobre una cuestión en concreto o, simplemente, pedir que te acompañe. No hay duda de que así ganarás en presencia.

Además, puedes pedir un cambio de vehículo –de un coche a un minibús, por ejemplo– en el caso de que tengas que trasladar a varios clientes o ir con varios compañeros de trabajo. ¿Se te ocurre algo más práctico?

Puedes modificar la reserva

A diferencia del transporte público, si tu compromiso laboral cambia de fecha, puedes realizar una modificación de la reserva o realizar una cancelación gratuita. Esto lo permiten muchas empresas que ofertan los servicios de un conductor privado, por lo que puedes consultarlo antes de formalizar la reserva.

Cómo contratar a un conductor privado

Vistas las ventajas, es el momento de contratar los servicios de un conductor privado. Existen infinidad de empresas que los ofrecen, como Premium Car Transfers, Transfer Deluxe o Sixt mydriver. Para ello, tienes que señalar los detalles de tu viaje, como sitio de recogida y destino, y seleccionar el servicio y la clase de coche que deseas.

Conductor privado

Algunos de los vehículos que se pueden elegir son coches de alta gama, como un Mercedes Clase E o un minibús de lujo, en caso de que tengas que trasladarte junto a otras personas. De esta forma, todos viajaréis de manera cómoda y eficaz.

Después será el momento de pagar por el servicio. Seguro que piensas que su coste es elevado, pero lo cierto es que no es así. De hecho, si lo contratas con antelación, de manera regular y si lo comparas con taxis u otros medios de transporte teniendo en cuenta las prestaciones que ofrece, podrás comprobar que es una buena inversión. 

No obstante, antes de realizar el trámite, puedes consultar la información disponible en la web de las distintas empresas, solicitar más por teléfono o tras rellenar un formulario digital. Así también tienes la posibilidad de saber si puedes solicitar un requerimiento especial u obtener algún tipo de descuento.

Como habrás podido comprobar, contratar a un conductor privado para un viaje de negocios tiene múltiples ventajas de las que puedes aprovecharte. Tenlo en cuenta y anímate a recurrir a este servicio en tu próximo compromiso laboral. Desde luego, no te arrepentirás y con seguridad acabarás repitiendo.