Paul Gauguin, precursor de las vanguardias del siglo XX

· 1 mayo, 2018
Gauguin fue un artista poco reconocido en su época, pero que marcó un cambio importante en la evolución de la pintura de principios del siglo XX.

Paul Gauguin es uno de esos pintores que marcaron un antes y un después en el mundo del arte y que dejaron obras maravillosas que hoy están expuestas en algunos de los mejores museos del mundo. Vamos a conocer mejor a una figura que inspiró a artistas como Picasso o Matisse.

Quién era Paul Gauguin

La visión tras el sermón de Paul Gauguin
La visión tras el sermón – Wikimedia Commons

Gauguin fue un destacado pintor de la época postimpresionista. Nació en París en 1848 y falleció con tan solo 55 años de edad en las Islas Marquesas, en la Polinesia Francesa. Su madre era de origen peruano, por lo que con tan solo dos años de edad se llevaron a Paul a ese país, viaje en el que se quedó huérfano de padre.

Su madre salió adelante como pudo viviendo en casa de uno de sus hermanos durante al menos cuatro años. Fue precisamente de su madre de quien parece que Paul heredó el interés por el arte, ya que a la mujer le fascinaban las baterías de cocina inca elaboradas en arte precolombino.

Ya con siete años, Paul regresó a París, donde pasó tres años de su vida en un internado católico cuando fue un adolescente. En el transcurso de su vida tuvo distintos trabajos, como asistente de piloto la Marina, agente de bolsa o empresario en el mercado del arte.

Paul Gauguin artista

Las lavanderas de Arlés de Paul Gauguin
Las lavanderas de Arlés – Wikimedia Commons

Desde 1873, año en el que se casó y trabajaba como agente de bolsa, Gauguin comenzó a pintar en su tiempo libre. En esa época vivía en el distrito IX París, donde en los distintos cafés y galerías se reunían los impresionistas más famosos, quienes respetaron la curiosidad del artista.

Tardó unos cuatro años en tener su primer estudio de arte y pronto comenzó vender sus obras. Pero el mercado del arte se vino prácticamente abajo en el año 1882, por lo que tuvo que pedir ayuda para seguir con su obra a otro pintor, Camille Pisarro.

A partir de entonces, dos hechos marcarían su obra. El primero de ellos fue conocer a Van Gogh. El segundo, su primer viaje a Martinica, que le descubriría un mundo completamente diferente y lleno de luz y color.

“Un consejo, no copie la naturaleza muy de cerca. El arte es una abstracción, como el sueño en medio de la naturaleza, el arte extrapola de ella y se concentra en lo que va a crear como resultado.”

-Paul Gauguin-

Las obras más famosas de Paul Gauguin

Las obras de Paul Gauguin fueron muchas y diversas, con toques precolombinos y estallidos de colores. Hoy se pueden admirar en diferentes museos repartidos por todo el mundo, como el Museo de Orsay de París o el Museo Van Gogh de Ásterdam. Estas son algunas de sus obras:

Somnolencia deliciosa

Somnolencia deliciosa de Paul Gauguin
Somnolencia deliciosa – Wikimedia Commons

En este cuadro porque quería plasmar el dilema al que todos cada día nos sometemos a la hora de escoger entre la virtud o el vicio. Se ve a una chica comiendo una manzana, que podría asemejarse al fruto prohibido o la tentación. Y, a su lado, a una que duerme que podría incluso ser la misma figura.

Al fondo se ve a un grupo de haitianas bailando, o quizá haciendo una danza a un dios, pero todos están en un paisaje idílico lleno de color y que parece realmente imposible encontrar uno igual en el mundo. Puedes contemplarlo en el Museo del Hermitage de San Petersburgo.

¿Cuándo te casarás?

Cuándo te casas de Gauguin
¿Cuándo te casas? – Wikimedia Commons

Una vez más los colores reinan en esta obra, en la que se ve a dos mujeres en diferentes planos y vestidas de forma muy distinta, una con un pareo tradicional y otra con un traje de corte misionero.

Los expertos dicen que la primera mujer, al llevar una flor en el pelo, podría estar buscando un esposo. Quizá por ese motivo al fondo se perciben dos figuras masculinas que pasean. Esta obra pertenece a una colección privada.

En la playa

En la playa de Paul Gauguin
En la playa – Wikimedia Commons

Como muchos de sus cuadros, en este también las protagonistas son mujeres indígenas. Una de espaldas y la otra de frente en posturas enfrentadas, pero mostrando sus rostros. Las dos parecen unidas en sus pensamientos.

Mientras que una lleva un vestido de un único color, la otra viste una falda decorada al modo indígena. La mezcla de tonos cálidos, junto con el rojo de de la falda de sus protagonistas da un toque muy animado a la escena, marcando las líneas de los contornos utilizando el método del ‘cloisonné’. Se puede ver en el Museo de Orsay.

Estos son solo algunos ejemplos de la obra de Paul Gauguin. Un pintor que tuvo una notable influencia en artistas posteriores de la talla de Pablo Picasso. Por eso merece la pena conocer un poco mejor su obra.