Nordik Spa Nature: escapar a un spa de Ottawa

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 22 marzo, 2019
Es el mayor spa de toda Norteamérica. Un lugar para relajarse y recibir todo tipo de tratamientos relacionados con el bienestar.

El Nordik Spa Nature se ha convertido en uno de los grandes reclamos para los turistas que visitan Ottawa. ¿El motivo? Allí nos espera el spa al aire libre mayor de toda Norteamérica. Un espacio dedicado al placer, al relax y a la salud. Un lugar donde todo aquel que lo visita sale mejor que entra. Esa es una razón de lo más convincente para disfrutarlo en primera persona.

Dónde está el Nordik Spa Nature

El Nordik Spa Nature está a las afueras de Ottawa. Más o menos a 10 minutos del centro, en la pequeña población de Chelsea, perteneciente al estado de Quebec.

Este es un lugar que parece que está mucho más lejos de cualquier espacio civilizado, ya que es la magnífica entrada para aquellos que quieran recorrer el Parque Natural de Gatineau.

De inspiración nórdica, entre otros lugares

Piscina exterior
Piscina exterior – @NordikSpaNature

Nos podemos imaginar por su nombre que gran parte del concepto del Nordik Spa Nature se inspira en las saunas y baños de Escandinavia. Y, de hecho, la estampa de alguna de sus piscinas al aire libre rodeadas de nieve nos evoca esos paisajes de la zona más al norte de Europa.

Pero aunque la gran mayoría de espacios de sus más 7500 m² de superficie tienen una clara relación con las saunas y spas nórdicos, también hay lugares inspirados en otras tradiciones.

Por ejemplo, la sauna en la que se puede recibir el tratamiento Banya. En ella, la piel recibirá los beneficios del vapor de agua y de los golpes con hojas de eucalipto, tal y como es tradición en muchos balnearios rusos.

No obstante, hay otro espacio emblemático del Nordik Spa Nature que se ha inspirado en otra zona del mundo. Y es que aquí hay una piscina salada y subterránea donde se puede flotar como si se tratara del mar Muerto de Oriente Próximo.

Instalaciones del Nordik Spa Nature

En total, a lo largo del Nordik Spa Nature nos encontramos con siete piscinas de agua caliente que se encuentran en el exterior. Sus aguas permiten el baño incluso cuando todo el entorno está blanco por la nieve.

Mujer en una sauna

Además de eso, hay 8 saunas para distintos tratamientos, así como una piscina panorámica sencillamente inolvidable. Pero no acaba aquí la oferta del Nordik Spa Nature, ya que hay distintos espacios para tratamientos a base de masaje o terapias varias.

Y también hay un exquisito restaurante y un gran salón con chimenea, ideal para culminar la sensación de relax. Es difícil separarse de un lugar tan idílico, por lo que es posible alojarse en el lugar y continuar con esa sensación tan saludable.

El espíritu ecológico del spa

El Nordik Spa Nature es una instalación galardonada con diferentes premios, tanto por la calidad de sus servicios como por el espíritu que lo envuelve. Aquí hay un criterio de sostenibilidad ambiental que va desde el diseño arquitectónico hasta el funcionamiento de las instalaciones. Y llega también a los usuarios.

Un ejemplo de esa conciencia medioambiental es que, para que los visitantes se vayan hidratando durante la estancia, se les invita a llevar botellas reutilizables. Es decir, evitando en la medida de lo posible el plástico.

El silencio

Una de las cualidades más valoradas por los usuarios del Nordik Spa Nature es su atmósfera de relax. En ella juega un papel sustancial el nivel de ruidos, que en algunos puntos son inexistentes.

Con ese criterio hay tres espacios diferentes. Uno de ellos es el llamado “kaskad”, donde la norma es el silencio. En la zona “borea” solo se permiten los susurros. Y, por último, el área “panorama” tiene un carácter más social, ya que allí es posible tomar algo y charlar en amigable compañía.

Una experiencia sensacional

Muchos viajeros entran o salen de Canadá a través de Ottawa. Sea como recibimiento o como despedida del gran país norteamericano, la visita al Nordik Spa Nature puede ser una experiencia sensacional. La recuperación ideal tras un largo viaje o un homenaje antes de volver a casa.

Aunque tampoco hay que buscar este tipo de motivación especial para disfrutar de semejantes sensaciones. Si se está de ruta por el país, puede ser un buen lugar para tomarse un descanso. Algo que, por otra parte, los propios ciudadanos de Ottawa hacen con una regularidad envidiable.

Fotografía principal: Peter Kovessy / Wikimedia Commons