Móntate en el coche y viaja a descubrir Alsacia

Armando Cerra 29 marzo, 2017

Para viajar a Alsacia hay que llegar hasta la zona noreste de Francia, a un territorio  cargado de encantos turísticos. Aquí descubrirás desde grandes ciudades a pueblos con una personalidad propia, con unos paisajes de ensueño, una historia tremendamente interesante y unos productos gastronómicos que son imprescindibles de conocer por cualquier turista.

Descubriendo Alsacia

1. Estrasburgo, la capital alsaciana

En realidad, Estrasburgo no solo es la principal ciudad alsaciana, sino que también es una de las principales de la Unión Europea. Por esa razón siempre merece una visita durante cualquier escapada a Alsacia.

Vista de Estrasburgo
Estrasburgo – Boris Stroujko

Pero es interesante no solo por los modernos edificios que albergan algunas de las instituciones europeas o por disfrutar de su variada programación cultural. También la ciudad tiene unos atractivos monumentales de primer nivel. Tanto, que Estrasburgo posee varios elementos que están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cualquier visitante debe acercarse a su catedral gótica, el barrio la Petite France o sus encantadores Ponts Couverts. En fin, que Estrasburgo merece una visita e incluso puede ser una buena base de operaciones para hacer variadas visitas turísticas por Alsacia.

2. La famosa Colmar

Otro lugar que hay que visitar y que igualmente puede ofrecer infinidad de servicios y alojamiento es Colmar, una de las poblaciones más hermosas de toda Francia y un destino obligado en cualquier viaje a Alsacia.

Calle de Colmar
Colmar – Boris Stroujko

Es famosa su arquitectura tradicional a base de entramados de madera, su casco urbano empedrado, peatonal y donde nunca faltan las flores, especialmente en la zona conocida como la “Pequeña Venecia“, llamada así por sus canales.

Y una vez en Colmar, hay que entrar al museo de Unterlinden en el centro de la ciudad. Es en este lugar donde se conserva una de las obras más impactantes del arte medieval europeo: el Retablo de Isenheim.

“Los viajes son fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de miras.”

– Mark Twain –

3. La Ruta de los Vinos de Alsacia

Viñedos en Alsacia
Kaysersberg – Gayane

Recorrer la Ruta de los Vinos de Alsacia es una de las actividades turísticas más interesantes que se pueden hacer en Francia. Un itinerario de unos 180 kilómetros que va desde la llanura del río Rhin hasta las estribaciones del Parque Natural de Ballons de los Vosgos, pasando por pueblos de gran tradición vinícola y una arquitectura tradicional excelentemente conservada.

Entre todos esos pueblos se despliegan los cuidados viñedos donde crecen las uvas para elaborar los famosos vinos blancos de Alsacia. Su degustación es un placer que nadie se debe perder durante este viaje. Y ya, si se quieren beber con la comida típica de la región, entonces se ha de pedir una suculenta choucroutte bien cargada de embutidos locales.

4. El señorial Castillo de Haut-Koenigsbourg

Castillo Haut-Koenigsbourg en Alsacia
Haut-Koenigsbourg – Leoks

Esta fortaleza se encuentra entre los castillos franceses más visitados. Se trata de una obra comenzada en el siglo XII, y su función siempre fue defender las rutas por la región. Unos caminos gracias a los cuales se comerciaba con vino, trigo, plata y sal.

Y aunque fue completamente destruido durante la Guerra de los Treinta Años, hoy en día luce esplendoroso tras ser reconstruido y convertido en museo.

5. Ecomuseo de Alsacia

Ecomuseo de Alsacia
Ecomuseo de Alsacia – Anneka

Acabaremos este rápido recorrido turístico por Alsacia recomendando la visita a la localidad de Ungersheim, donde se halla el Ecomuseo de Alsacia. Allí os espera un poblado que muestra todas las formas de vida tradicionales en esta región.

Es el lugar ideal para conocer las artesanías locales, la gastronomía y los edificios más típicos en el pasado como pudieron ser los molinos o las serrerías. ¡Imperdible!

Te puede gustar