Los rincones más hermosos de Bulgaria

· 7 julio, 2016

Al sureste del continente europeo encontraremos una brillante perla, la República de Bulgaria, un desconocido país que esconde numerosos tesoros naturales y artísticos que deleitarán  a amantes de la belleza y el buen gusto. Desde pueblos remotos perdidos en el tiempo hasta la divina Sofía, capital del país, pasando por enclaves históricos y playas serenas, Bulgaria ofrece un sinfín de posibilidades para todo viajero que se precie. ¡Descubrámoslas!

Rincones históricos de Bulgaria

La capital: Sofía

Situada en el centro de la península balcánica, la ciudad de Sofía es capital del país y principal centro administrativo, cultural, económico, religioso, educativo y de transporte. Posee un elevado número de edificios dedicados a la ciencia, entre los que destacarían la Academia de las Ciencias de Bulgaria, el Museo Arqueológico y el Museo Nacional de Historia, pruebas testimoniales de la atención por el futuro sin olvidar el pasado.

Todo lo cultural tiene cabida en esta sublime ciudad. Tanto el Palacio Nacional de la Cultura como el Ballet y la Ópera nacional son muestras de la preocupación de su población por el saber y el arte.

Catedral Alejandro Nevski
Catedral Alejandro Nevski, Sofía – Victor Lauer

Paseando podremos descubrir muestras arquitectónicas de los diferentes pueblos que la dominaron, con mayor presencia del otomano y el ruso ortodoxo. Así encontraremos una de las más grandes catedrales del mundo ortodoxo, la de Alejandro Nevski, cuyos tejados en turquesa parecen pétalos de un loto azul que se abre dando al turista una bienvenida digna de un príncipe o u emperador.

Belogradchik

Una de las fortalezas mejor conservadas de todo el país, Belogradchik es un importante reclamo turístico en la región y foco cultural e histórico para todo el territorio búlgaro. La zona tiene dos principales focos de interés: la Reserva Natural de las Rocas, y la fortaleza de Kaleto.

Belogradchik en Bulgaria
Belogradchik – Evgeni Fabisuk

El paisaje pedregoso que compone esta área esconde de manera increíble el fortín, entre cañones, cuevas y grutas que encierran enigmas por descifrar. En ellas se han hallado pinturas codificadas que son un galimatías para los historiadores y criptógrafos hoy en día.

La fortaleza de Kaleto, a orillas de río Iskar, vestigio de una época pasada. El fortín protegía el paso de la cordillera de los Balcanes y hoy ofrece un pedazo de historia del país bajo sus piedras. Echemos la vista atrás, hacia la gloriosa historia de la cercana ciudad de Mezdra, es un placer para aquellos amantes de la historia y la arquitectura militar.

Parques Nacionales: Balcanes Centrales y Pirin

Bulgaria cuenta con extensas zonas naturales convertidas en parques nacionales con la intención de conservar y proteger este entorno y herencia naturales, y son numerosos los voluntarios que ayudan a la preservación de los diferentes enclaves.

Parque Nacional de Pirin en Bulgaria
Parque Nacional de Pirin – Ljupco Smokovski

Los más destacados parques nacionales son el de los Balcanes Centrales y el de Pirin. Dentro del territorio del primero, en las Montañas Rila, localizaremos el más grande e importante monasterio, además de lugar de peregrinación de todo el país: el monasterio de Rila, del siglo X. Sin duda un glorioso lugar donde curar el espíritu y la mente.

En el Parque Nacional de Pirin descubriremos un magnífico hogar tanto de especies salvajes como de comunidades de vida en peligro de extinción, una región verde que cubre toda la vista que nos transportará a un mundo de lagunas y bosques donde la mano del hombre sirve para cuidar y no para destruir.

“El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que esta no tiene opinión sobre nosotros.”

-Nietzsche-

Pueblos con encanto

Existen en Bulgaria numerosos pueblos y regiones que encandilan a todos sus visitantes cada año. Uno de ellos es la aldea de Shiroka Laka, en la montaña Ródope, fue fundada en el siglo XVII. Hoy en día, pasear por ella es hacer un viaje por el pasado, pues conserva perfecta su arquitectura renacentista, con una disposición de las viviendas en forma de anfiteatro a ambos lados del río que la atraviesa.

Melnik en Bulgaria
Melnik – MarkuSnakus

Gran relevancia posee a su vez la ciudad de Melnik, que ostenta este estatus debido a su importancia cultural, pues es reserva arquitectónica, ya que 96 de sus construcciones son monumentos.

Es la urbe más pequeña del país, y cerca de ella podremos hallar el popular viñedo de Damianitza y el monasterio de Rozhen, en el Parque Nacional de los Montes de Pirin, un magnífico rincón de meditación.

Más costera es Varna, en la costa del mar Negro, una villa marinera con mucho ambiente, pues sus playas son destinos de cientos de turistas y patrios.