Visitamos los pueblos más bonitos de la Costa Brava

· 3 abril, 2018
Uno de los grandes atractivos de la Costa Brava son sus paisajes. El otro son sus preciosos pueblos. Vamos a visitar algunos de ellos.

La Costa Brava es una de las regiones más bonitas de España por el color intenso de sus aguas, los acantilados que bordean su litoral y por los pueblos tradicionales que se encuentran en el camino. Y precisamente, queremos que nos acompañes en un recorrido por los pueblos más bonitos de la Costa Brava.

Los pueblos más bonitos de la Costa Brava

La Costa Brava abarca 214 kilómetros de la provincia de Girona, en Cataluña, hasta llegar a la frontera con Francia. Su fama se debe, sin duda, a su belleza natural, que crea pasajes idílicos que parecen sacados de una postal.

No obstante, sus localidades marineras forman parte de ese encanto. Pueblos algunos con un aire medieval, pero todos con una características comunes: tradicionales y rodeados de mar. Por eso, queremos que conozcas algunos de los pueblos más bonitos de la Costa Brava. Estos son:

1. Palafrugell

Palafrugell en la Costa Brava
Palafrugell – Aleksei Kazachok

Seguro que conoces la famosa canción Mediterráneo, de Joan Manuel Serrat. Es mundialmente conocida, pero pocos saben que este pueblo fue su máxima inspiración. Si quieres palpar la esencia de un típico pueblo pescador con una pequeña cala de aguas turquesas y casitas blancas, este es lugar que buscas.

“Quizás porque mi niñez / Sigue jugando en tu playa / Y escondido tras las cañas / Duerme mi primer amor / Llevo tu luz y tu olor / Por dondequiera que vaya”

-Joan Manuel Serrat-

Pequeñas barcas siempre apostadas en la orilla terminan de darle ese toque rústico a este precioso rincón de la Costa Brava, donde podrás sacar unas fotografías de infarto.

2. Palamós

Cala S'Alger en Palamós
Cala S’Alger – Sole Perez / Flickr.com

Tiene la playa de mayor extensión de la Costa Brava, aunque este es solo uno de los motivos por el que ha sido escogida como la mejor de la zona. Su relieve costero ofrece también la posibilidad de disfrutar de las tranquilidad de pequeñas y maravillosas calas.

En el pueblo aún se pueden contemplar algunas casas tradicionales y joyas como la iglesia de Santa María, del siglo XV. Y, además de visitarla, una de las mejores cosas que hacer en esta localidad es probar la famosa gamba roja, que, según los más sibaritas de la gastronomía, es un manjar de dioses.

3. Cadaqués

Cadaqués, uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava
Cadaqués – Julien Bastide

El pueblo de Cadaqués, visto de lejos, forma un paisaje impresionante que se asemeja a una montaña nevada que emerge del agua azul intenso del mar que lo rodea. El blanco impoluto de sus casas y los barcos y veleros salpicados en su costa dan lugar a esta imagen que siempre permanece en el recuerdo de todo aquel que la ve.

En esta localidad podrás conocer las auténticas casas de pescadores que nunca se han reformado y comprar productos típicos de la zona en sus tiendas artesanales. Un pueblo que ha sido inspiración de muchos artistas, entre ellos Salvador Dalí.

4. Tossa de Mar

Tossa de Mar en la Costa Brava
Tossa de Mar – Tono Balaguer

Lo que atrae a los turistas a este hermoso pueblo es el azul cristalino de sus aguas que evoca a las playas más hermosas del Caribe. Pero, Tossa de Mar tiene atractivos como una muralla, que se sitúa en su misma playa y que va montaña arriba como si la protegiera.

Antiguamente, sirvió como fortificación para proteger la ciudad, pero las diversas ampliaciones de esta y las jugadas de la naturaleza, la han ido situando en un lugar diferente al original.

La belleza de su arquitectura y su naturaleza han hecho que este pueblo haya sido escogido como escenario en el mundo del cine en numerosas ocasiones.

5. L’Escala

L'Escala en Costa Brava
L’Escala – Jorge Franganillo / Flickr.com

Un pequeño pueblo que rezuma belleza y que guardar las tradiciones de pescadores a la antigua usanza. Sus antiguas casas, sus barquitos en la orilla y su gente afable y campechana, han convertido a este pueblo en uno de los focos de turismo más importantes de la Costa Brava.

Además, aquí se encuentran las ruinas de la antigua ciudad greco-romana de Ampurias. Y otro tesoro: si visitas L’Escala, no puedes regresar a casa sin haber probado sus famosas anchoas.

6. Lloret de Mar

Lloret de Mar
Lloret de Mar – Daniele Napolitano / Flickr.com

Este es uno de los pueblos más explotados turísticamente. Sin embargo, también tiene su encanto, pues el paisaje natural de sus playas y sus alrededores le otorgan una belleza especial.

A ello hay que sumar que es una localidad más moderna, más encarada al turista y que tiene una amplia oferta de ocio y entretenimiento. Es, por ello, el sitio ideal para pasar unas vacaciones, en familia o con amigos.

Estos son los pueblos más bonitos de la Costa Brava que queríamos que conocieras. Como ves, esta franja de litoral tiene atractivos para todos los gustos, por lo que te aconsejamos replantearlo como un destino para tus próximas vacaciones.