Nos bañamos en las mejores playas de Chile

· 12 diciembre, 2017

Si quieres huir del frío de Europa en invierno, puedes buscar alternativas a miles de kilómetros, en el hemisferio sur. Allí también hay playas maravillosas para disfrutar del sol y el calor. En este caso, queremos mostrarte algunas de las mejores playas de Chile, a orillas del océano Pacífico, para que disfrutes de un enero o febrero diferentes.

1. Anakena, una de las playas de Chile más increíbles

Playa Anakena en Chile
Playa Anakena – Ricardo Luengo / Flickr.com

Para empezar la lista, nos dirigimos a la grandiosa isla de Pascua, en pleno océano Pacífico, donde además de ver las cabezas gigantes de los moái puedes disfrutar del mar. Y es que, aunque en la isla no hay muchas playas, estas son encantadoras.

La playa de Anakena es especial. El mar aquí es cristalino, la costa está “protegida” por las palmeras y podrás encontrar también una cala de arena blanca.

Las olas son bastante tranquilas y puede ser una excelente opción si tu idea es descansar mirando el mar. Además, hay puestos de comida (no dejes de probar los pinchos de ternera o de pollo) y de bebida (imperdibles los batidos y jugos de frutas recién hechos).

2. Playa Cavancha

Playa Cavancha en Chile
Playa Cavancha – vladimir prieto / Flickr.com

Regresamos al territorio continental y nos vamos al centro de Iquique, en el norte del país. Esta es una de las playas de Chile preferidas por los locales y turistas. Sus aguas son cálidas y el oleaje es suave, perfecto para darse un baño o para que los niños jueguen.

Además, el paisaje es realmente agradable y te sentirás muy a gusto tumbado al sol. A su vez, ofrece una buena infraestructura turística, que incluye hoteles, locales gastronómicos y áreas recreativas.

3. Playa La Virgen

Playas de Chile: Playa La Virgen
Playa La Virgen – alexis valenzuela / Flickr.com

Muchas veces, cuando pensamos en una playa de aguas turquesas nos imaginamos el Caribe o el sudeste asiático. Sin embargo, en Chile este hermoso lugar no tiene nada que envidiarles. La arena es fina y blanca y el oleaje suave.

La única “pega” de esta playa es su acceso, ya que para llegar se debe atravesar un camino de tierra de 8 km. Pero lo mejor es que al llegar todo el esfuerzo habrá merecido la pena.

Playa La Virgen está encajonada entre rocas y es de pequeño tamaño, sin embargo ofrece muchos servicios, desde duchas y baños, a cabañas y camping si nos queremos quedar a la noche. También hay cerca un complejo turístico con un restaurante cuyo menú abarca muchos platos hechos con pescado fresco.

4. Caldera

Bahía Inglesas, una de las playas de Chile
Bahía Inglesa – René / Flickr.com

Esta playa se ubica en la provincia de Copiapó y es muy visitada por los turistas en la temporada de verano (de diciembre a marzo). En los alrededores nos encontramos con un bonito puerto pesquero y un pueblo minero y acuícola.

La zona de Caldera está compuesta en realidad por 45 playas diferentes, entre ellas: Bahía Salada, Bahía Inglesa, Barranquilla, Blanca, Las Salinas, El Gringo y Loreto. En algunas está permitido el baño y en otras no.

“Las vacaciones de muchas personas no son viajes de descubrimiento, sino rituales de tranquilidad.”

-Philip Andrew Adams-

5. Punta Choros

Isla Damas en Chile
Isla Damas – Francisco Schmidt / Flickr.com

Te recibirá un bonito pueblo de pescadores y, por supuesto, una de las más increíbles playas de Chile. Se la conoce por la calma y transparencia de sus aguas y por la biodiversidad marina (se pueden avistar delfines, lobos marinos y ballenas según la época del año).

Muy cerca de allí está la Isla Damas, que forma parte de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, con playas de aguas cristalinas y arenas blancas con conchuelas molidas. Sentado frente al mar podrás divisar dos bonitas playas cercanas: La Poza y Las Tijeras. Solo la primera es apta para el baño.

6. Playa Blanca

Playa Blanca en Chile
Playa Blanca – Christian Córdova / Flickr.com

Es una playa que pertenece a la región de Coquimbo, a poco menos de 500 km de Santiago de Chile, la capital del país. El ambiente aquí es muy relajado y familiar. En el verano las aguas tienen temperatura templada. Playa Blanca debe su nombre al color de la arena.

Encontrarás una buena cantidad de servicios turísticos, que incluyen hoteles, campings, cabañas, restaurantes, tiendas y mucho más.

Fotografía de portada: alobos Life