La Dordogne y sus hermosos monumentos

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 8 mayo, 2019
Castillos, pueblos medievales, cuevas prehistóricas o rincones llenos de encanto dan forma a este departamento francés situado al suroeste del país.

La Dordogne puede ser un fantástico destino para unas vacaciones por el sur de Francia. Es un territorio de interior en el que nos esperan agradables sorpresas. Hablamos de un destino que hará las delicias de los amantes de la historia y del arte, ya que en un territorio fácil de recorrer se descubren un gran número de monumentos y reclamos culturales. ¿Quieres saber cuáles?

Lo mejor que se puede visitar en la Dordogne

A lo largo y ancho del departamento de la Dordogne hay muchos lugares que visitar. Sin duda, todo aquel que conoce la zona la describe como tremendamente hermosa. Pero, para no abrumarte, aquí hemos elegido lo más interesante y variado:

Sarlat, uno de los grandes atractivos de la Dorgogne

Calle de Sarlat-la-Caneda en la Dordogne
Calle de Sarlat-la-Caneda

Una de las más grandes joyas de La Dordogne es la población de Sarlat. Aquí te espera un núcleo esplendoroso que posee la calificación de Villa de Arte e Historia. Se trata de un verdadero conjunto medieval.

Además, posee un entorno boscoso que todavía incrementa más su atractivo. De hecho, Sarlat suele aparecer como escenario natural de casi todas las películas históricas que se ruedan en Francia.

Grutas de Lascaux

Reproducción de la cueva de Lascaux
Reproducción de la cueva de Lascaux – Bayes Ahmed / Flickr.com

Es otro de los grandes reclamos artísticos e históricos de La Dordogne. Aquí se esconde un magnífico conjunto de pinturas rupestres. Un tesoro prehistórico que para muchos es comparable con la cueva cántabra de Altamira.

Incluso, su valor es tan alto y el cuidado en su conservación tan esmerado, que también aquí se ha hecho una réplica exacta. Se trata de que los muchos turistas que vienen puedan conocerlas, pero sin dañar las grutas originales pintadas hace miles de años.

Los jardines de Marqueyssac

Vista de los jardines de Marqueyssac
Jardines de Marqueyssac

Otro de los monumentos de La Dordogne que nos dan una idea de la variedad de esta región son los jardines de Marqueyssac. Este es un sitio diferente y encantador. Aquí, el motivo de la visita es recorrer varios kilómetros de paseo entre unos 150 000 arbustos de boj.

Todos los arbustos han sido esculpidos artesanalmente por expertas manos de la jardinería para generar unas sensaciones de lo más agradables. Sin duda, este es uno de los lugares más pintorescos que descubriréis en la Dordoña.

Castillo de Castelnaud

Vista del castillo de Castelnaud
Castillo de Castelnaud

Otro de los lugares monumentales de la región es el castillo de Castelnaud. Se trata de una fortaleza que se alza sobre un espolón de roca y que se convierte en un mirador privilegiado sobre el valle.

Este es un lugar de leyenda que, además de conservar su arquitectura medieval, ofrece la posibilidad de contemplar una extraordinaria colección de armamento histórico. Una visita de lo más entretenida para los adultos y también para los pequeños de la familia.

Villa de Montcaret, el pasado romano de la Dordogne

Mosaico en la villa romana de Montcaret
Villa romana de Montcaret – John Lord / Flickr.com

Ahora llega el turno de otro tipo de monumentos. Es uno de los yacimientos arqueológicos de época romana de los cuales tenemos numerosos ejemplos en Francia, como, por ejemplo, en Nimes. Y también los hay en La Dordogne.

De estos últimos, seguramente, el más espectacular es la villa galorromana de Montcaret. Se construyó entre los siglos I y II. Hoy es visitable en parte y, desde luego, de todo el conjunto llama la atención su zona termal y también sus vistosos mosaicos con imágenes marinas.

Claustro de Recollets en Bergerac

Claustro de Recocllets en la Dordogne
Claustro de Recollets

Bergerac, famosa por el célebre Cyrano, es uno de los conjuntos históricos más atractivos de la zona. Todo su barrio histórico merece un tranquilo paseo. Pero hay un lugar que se convierte en una cita imprescindible para los viajeros: el claustro de Recollets.

Realmente, el claustro fue el patio de madera y ladrillo de una mansión del siglo XVII. Un sitio que se ha transformado en la mejor exposición de los vinos con Denominación de Origen Bergerac.

Catedral de Perigueux, otra de las joyas de la Dordogne

Catedral de Perigueux en la Dordogne
Catedral de Perigueux – JdelPhoto / Flickr.com

Y queremos acabar este recorrido monumental por La Dordogne visitando otra de sus grandes ciudades Perigueux. Allí se eleva al bella y blanquísima catedral dedicada a San Frontis. Es un templo que se originó en el siglo XI, pero que fue creciendo con el paso de las centurias, aunque siempre con una armonía estética digna de destacar.

En definitiva, este ha sido un buen broche para este artístico itinerario por una región que siempre sorprende. Ahora solo queda que tú te animes a recorrer este fabuloso departamento francés.

  • La cueva de Lascaux, el mayor museo del arte prehistórico. (23 febrero, 2018). National Geographic España. Recuperado de: https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/la-cueva-de-lascaux-el-mayor-museo-del-arte-prehistorico_6471/1