Historia de la fachada de la Universidad de Salamanca

· 25 febrero, 2018
Todos aquellos que visitan Salamanca acaban deteniéndose ante ella. Una preciosa portada plateresca en la que hay que fijarse en cada detalle, más allá de en la famosa rana escondida entre sus figuras.

La Universidad de Salamanca es una de las más antiguas y prestigiosas de España. Pero además de eso, posee edificios increíblemente atractivos y que se han convertido en todo un reclamo turístico para visitar esta ciudad de Castilla y León. Precisamente, la famosa fachada de la Universidad de Salamanca es uno de los rincones que más miradas atrae.

Fachada de la Universidad de Salamanca: una joya del plateresco

Fachada de la Universidad de Salamanca
Fachada de la Universidad – vlas2000

Para muchos historiadores del arte, la fachada de la Universidad de Salamanca está considerada como la gran obra del estilo plateresco. Una corriente artística que únicamente se dio en España durante la primera mitad del siglo XVI y cuyo nombre se debe a que su recargamiento decorativo recuerda a los trabajos de orfebrería en plata.

Y desde luego, basta con contemplar el conjunto de esta fachada para descubrir todas las características de este tipo de arte que se dio durante los reinados de los Reyes Católicos y posteriormente de Carlos I. Si viajáis a la ciudad, plantaros delante de la fachada de la Universidad de Salamanca, quedaréis maravillados con la cantidad de figuras que hay esculpidas.

Por cierto, todas esas figuras y relieves están labradas en la famosa piedra de Villamayor. Una piedra procedente de canteras cercanas a la ciudad y que a lo largo de la historia ha servido para construir sus más famosos monumentos, como la Casa de las Conchas o la Plaza Mayor.

¿Cuándo se construyó esta fachada?

Fachada de la Universidad de Salamanca
Universidad de Salamanca – Lia Koltyrina

La Universidad de Salamanca se fundó en plena Edad Media, en el siglo XIII, pero para que se levantase su espectacular fachada hubo que esperar muchos años. De hecho, se sabe que fue acabada en el año 1529.

Y durante mucho tiempo se ha ignorado quien fue su autor, pero los últimos estudios han encontrado entre todo el maremágnum de figuras la firma del arquitecto Juan de Talavera. Si bien, por la cantidad de decoración y las variedades formales, también es lógico pensar que en una obra como esta intervinieran diferentes escultores.

La Universidad de Salamanca y los reyes de España

Hemos nombrado tanto a los Reyes Católicos como a Carlos I, pues unos y otro están presentes entre las figuras de la fachada. Los primeros con una enorme efigie. El segundo muestra su escudo de armas y el águila bicéfala, símbolo de su imperio. Y es que la monarquía siempre estuvo muy vinculada con el desarrollo de la Universidad de Salamanca

MEdallón en la fachada de la Universidad de Salamanca
Medallón – Fotowan

Más figuras históricas labradas en la fachada salmantina

Estos reyes no son los únicos personajes de la historia que aparecen inmortalizados entre el laberinto iconográfico de la fachada. También es posible apreciar en ella muchas personalidades de la Iglesia.

Por ello, no puede extrañar que haya un Papa rodeado de sus cardenales, si bien no está claro quién es. La gran mayoría de historiadores piensan que es Martín V, que fue fundamental en la constitución de esta universidad. Pero también hay quien piensa que pueden ser el Papa Luna o Alejandro IV.

Admirando el conjunto escultórico

Detalle de la Universidad de Salamanca
Detalle de la fachada – FRANCIS RAHER / Flickr.com

Además de todos esos personajes, hay otros más que no se sabe a ciencia cierta identificar. Y por si fuera poco también hay infinidad de escenas religiosas, como las que representan a Caín y Abel, u otras de carácter mitológico. A lo cual se suma todo el repertorio decorativo, heráldico y simbólico que se puede ver en la fachada.

En fin, que ni lo más sesudos estudiosos se ponen de acuerdo para interpretarlo. Así que nosotros disfrutemos con su contemplación.

La rana de la Universidad de Salamanca

Rana en la fachada de la universidad de Salamanca
Rana – Gonzalo Iza / Flickr.com

No obstante, además de admirar la fachada, hay que buscar entre todo ese laberinto una figura muy particular: la rana sobre una calavera. Se dice que los estudiantes no aprobarán si no la descubren. Aunque también se cuenta que lanza un mensaje contra la lujuria, advirtiendo de que quien cometa ese pecado, pronto morirá.

En fin, que hay que buscar la famosa rana de la fachada de la Universidad de Salamanca, pero no solo eso. Ya lo decía Unamuno, célebre profesor de la institución:

“No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana.”

Y ese es el gran consejo: no busquéis solo la rana y maravillaros con todo el conjunto artístico, merece la pena contemplarlo despacio, disfrutando de cada uno de sus detalles.