Disfruta de nuestra guía del castillo de Belfast en Irlanda

Vamos a conocer un poco mejor la historia de una de las joyas de Belfast: su castillo. También conoceremos cómo llegar y qué ver en él.

En el corazón de Irlanda del Norte, en Belfast, encontramos un precioso castillo. Una bella construcción de finales del XIX, aunque mucho antes ya hubo en la ciudad una fortaleza hoy desaparecida. ¿Tienes ganas de conocerlo? Entonces, no te pierdas esta pequeña guía del castillo de Belfast.

Guía del castillo de Belfast

Belfast es la ciudad más grande y la capital de Irlanda del Norte, una de las que dan forma al Reino Unido. Es una de las ciudades más visitadas, y en ella destacan lugares como el Ayuntamiento o la catedral de Santa Ana. Pero sin duda, el castillo es una de las principales atracciones turísticas.

Conocemos la historia del castillo

Castillo de Belfast
Castillo de Belfast – gabo

Los inicios de la presencia de un castillo en la ciudad se remontan al siglo XII, a la época de los normandos. En esta primera etapa, el castillo estaba situado en el centro de Belfast, pero lo destruyó un incendio en 1708. Actualmente, tan solo quedan unos restos de calles que señalan el lugar en el que se encontraba.

La segunda construcción del castillo se realizó entre los años 1862 y 1870. De ella se encargó el marqués de Donegall. Esta vez el castillo se asentó sobre la colina de Cave Hill, uno de los puntos más altos de Belfast, a 6 kilómetros del centro. Desde allí se pueden apreciar unas excelentes vistas de la ciudad y del río que la atraviesa.

Arquitectura del castillo de Belfast

Escalera del castillo de Belfast
Escalera – Chris Smith / Flickr.com

El castillo de Belfast tiene todo para ser una mansión al más puro estilo escocés. De hecho, puede parecer una casa nobiliaria al igual que un castilloDel diseño se encargó Charles Lanyon, un arquitecto influyente de Belfast. Cuenta con una serie de torreones y su aspecto es sobrio, aunque el estilo es romántico.

En la puerta principal del castillo, hay un escudo de armas del marqués de Donegall. Muchos de los visitantes tienen la costumbre de buscarlo sobre su fachada. En los alrededores del castillo hay unos jardines que merece la pena visitar, además de las vistas que hay desde la cima de la colina.

“Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe”.

-Martin Buber-

Una pequeña leyenda del castillo

JArdines del castillo de Belfast
Jardines – Steven / Flickr.com

En nuestra guía del castillo de Belfast no podemos dejar de mencionar que se le conoce popularmente como el “castillo de los gatos”. Cuenta la leyenda que las diversas familias que habitaron en este castillo solamente tendrían suerte mientras viviese en el interior del castillo un gato blanco.

Esta curiosa leyenda estuvo muy presente en los moradores del castillo, ya que en los jardines, pinturas, esculturas y mosaicos hay figuras de gatos.

El castillo de Belfast en la actualidad

Interior del castillo de Belfast
Interior del castillo – David Fernandez / Flickr.com

Actualmente, el castillo pertenece al Ayuntamiento de la ciudad. Su uso hoy dista bastante de las pretensiones del marqués de Donegall, ya que se utiliza para reuniones civiles o comerciales. Y también para celebrar bodas y otros acontecimientos.

No obstante, también se encuentra adaptado a la visita turística, ya que el visitante tiene total libertad para investigar el castillo por su cuenta. Lo que más destaca es que puede abrir casi todas las puertas que quiera, pasear por donde le apetezca y vivir una experiencia única con total libertad.

Y además, cuenta con un servicio de restaurante muy recomendable por la calidad de sus platos y una taberna irlandesa. Por si fuera poco, la taberna es bastante animada. Durante los viernes y sábados por la noche puedes disfrutar de la mejor música local.

Guía del castillo de Belfast: datos prácticos

Castillo de Belfast
Castillo de Belfast – Andreas Gniffke / Flickr.com

Para llegar al castillo de Belfast tienes que tomar la Antrim Road. Se tardan 10 minutos en coche desde el centro, ya que la distancia es muy corta. Para llegar puedes hacerlo en coche, donde hay zonas de aparcamiento, o en autobús. No obstante, una vez te bajas del autobús tienes que andar durante 15 minutos.

El castillo abre todos los días de 9 de la mañana a 6 de la tarde. Salvo que se esté celebrando algún evento, en cuyo caso estará cerrado para la visita. La entrada es gratuita.

La taberna y el restaurante cierran los domingos y lunes por la noche, pero si estás buscando un lugar donde probar los mejores platos tradicionales de la zona, estás en el lugar adecuado. ¡Anímate a conocer el espectacular castillo de Belfast!

Fotografía de portada: Andreas Gniffke / Flickr.com

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar