Las mejores excursiones desde Florencia

Juan Luis Minarro 23 junio, 2017

La Toscana siempre tiene belleza para regalar. La naturaleza y el arte se unen para endulzar nuestra vista. Grandes maestros de la arquitectura han dejado su huella en la capital de la región, que se convierte en punto de salida de nuestro viaje. Y es que no hay nada mejor para conocer el valor florentino que darse una vuelta por sus alrededores. Te mostramos las mejores excursiones desde Florencia, todas ellas inolvidables.

Excursiones desde Florencia imprescindibles

1. Venecia, o el paraíso en góndola

Comenzamos nuestras excursiones desde Florencia por la más más larga. A 250 kilómetros se encuentra una de las ciudades más románticas de Italia, la bella Venecia. La delicadeza de sus callejuelas y puentes hacen de ella un lugar rebosante de encanto.

Disfrutar de Venecia
Venecia – givaga

En la ciudad podrás disfrutar de pequeños placeres que harán de la excursión un delicia. Desde tomar un café en la Plaza de San Marcos hasta un paseo en góndola, todo irá envuelto en una magia abrumadora. Por supuesto, puedes tomar el vaporetto y pasear por el Gran Canal, principal vía acuífera de Venecia adornada con joyas como el hermoso puente de Rialto o atractivos palacetes.

La ciudad, además, posee una extensa muestra de obras de arte de valor incalculable. En la Galería de la Academia se encuentra la mayor cantidad de piezas de la escuela veneciana, digna de visitar.

2. Siena, la joya de la Toscana

Un tesoro italiano por descubrir es la resplandeciente Siena. Esta bella ciudad conserva el estilo gótico en pleno siglo XXI, convirtiéndola en un recuerdo vivo del pasado.

Excursiones desde Florencia, Siena
Siena – S.Borisov

El centro neurálgico de la villa se localiza en la Plaza del Campo, una enorme explanada con forma de abanico. Allí se haya el Palacio Público, cuyo campanario es el mejor balcón al que asomarse. Con más de 100 metros de altura, la Torre del Mangia ofrece las más espectaculares panorámicas de Siena.

Muy cerca se haya el edificio más representativo de la urbe, el Duomo, su flamante catedral gótica del XIV. En su interior se encuentran obras de los más importantes artistas italianos, como Bernini o Miguel Ángel. Y es que toda ella es impresionante, desde la fachada al suelo. Caminar sobre este último es un lujo al alcance de todos, pues tiene representadas escenas de la Biblia en mármol.

3. Pisa, mucho más que su torre

La ciudad de Pisa es particularmente famosa por lo espectacular de su torre inclinada. Sin embargo, esta pequeña localidad esconde otros secretos arquitectónicos que no nos podemos perder.

Pisa
Pisa – Luciano Mortula

Una buena idea por la que comenzar nuestro recorrido es el Tuttomondo. Hablamos de un mural que no es equiparable con ningún otro. Ni por su situación ni por el conjunto pictórico que conforma. Es un enorme grafitti obra de Keith Haring. Habla sobre la paz y se encuentra en un lateral de la iglesia de San Antonio.

Pero como no podía ser de otra forma en Italia, en Pisa también daremos con montones de palacios. Resuenan entre ellos especialmente el Palazzo Gambacorti y el Palazzo Garibaldi. Algo similar ocurre con las plazas, que inundan de belleza cada rincón y cada calle. Las paradas en la del Duomo y la Piazza delle Vettovaglie son obligatorias.

En cuanto a sus iglesias, podemos hablar de Santa Maria della Spina. Esta antigua chiesa se ubica en las inmediaciones de la estación de trenes, justo en la rivera del río Arno. Es fácil de reconocer a la vista, puesto que sus muros son de un precioso mármol blanco. Esto, sumado a sus estructura gótica, sobrecogen hasta al más viajado.

4. Pueblos toscanos, belleza clásica y natural

Además de todas estas maravillas, la Toscana esconde mucho más bajo su natural manto de belleza. Y es que todo turista debe permitirse el lujo de pasar por lo menos un día en algunos de sus preciosos pueblos. Excursiones desde Florencia que no debes perderte.

Pueblos la Toscana, Bagnoregio
Bagnoregio – canadastock

Chianti es un lugar perfecto para comenzar nuestra ruta. A poco más de 50 kilómetros de Florencia, esta región es el origen y hogar de las viñas a las que da nombre. El pueblo de Greve nos dará la bienvenida en sus bodegas y nos invita a seguir nuestra aventura con el maletero repleto de botellas.

Monteriggioni también se halla a poca distancia de Florencia. Si buscamos descubrir la zona más medieval del país, hogar de la pizza, aquí es a donde debemos dirigirnos. Ya desde lejos podremos impresionarnos con las magníficas murallas de esta pequeña población.

Por último pero no menos importante, en nuestra lista le llega el turno a Pienza. Ninguna explicación le hace justicia. Simplemente hay que estar allí para sentir lo que su hermosura le otorga a nuestro ser.

Te puede gustar