Cómo evitar que los pies se hinchen durante un viaje

Edith Sánchez · 22 noviembre, 2019
La mejor manera de evitar que los pies se inflamen durante un viaje es no permaneciendo sentado, sin realizar ningún movimiento, durante mucho tiempo. Por lo general, esto suele ser suficiente. Si hay dolor o la inflamación no cede, es hora de consultar con el médico.

Es relativamente habitual que los pies se hinchen durante un viaje. En la mayoría de los casos esto obedece a que en los trayectos largos estás obligado a permanecer sentado durante mucho tiempo y esto causa ese efecto. Sin embargo, esta no es la única razón por la que ocurre.

En caso de que los pies se inflamen, por lo general, no hay nada que temer. Solo en algunos casos esto es señal de un problema importante de salud. Hay que estar atentos, pues muchas veces es durante un viaje cuando se manifiestan ciertas patologías que hasta ahora habían permanecido ocultas.

La mejor manera de evitar que los pies se hinchen es tomando medidas preventivas. De todos modos, si estas no funcionan o no se aplican adecuadamente, también hay formas para volver a una condición normal en poco tiempo. Hablemos con mayor detalle del asunto.

Cuando los pies se hinchan durante un viaje

Pasajera leyendo en un avión

Es muy habitual que los pies se inflamen en un viaje que implique trayectos largos. Esto ocurre principalmente cuando nos desplazamos en avión, en tren o en coche. En los barcos suele haber mayor espacio y, por lo mismo, no estamos obligados a permanecer tanto tiempo sentados.

La razón más habitual por la que se produce esa inflamación es el estado de quietud. Si estás sentado mucho tiempo, la circulación cambia su dinámica normal. Cuando pasas muchas horas en una misma posición comienzan a acumularse los líquidos en la parte inferior del cuerpo. Esto es lo que causa la inflamación.

Si ambos pies se inflaman, pero no hay dolor ni mayores molestias, normalmente no hay de qué preocuparse. Si, en cambio, hay dolor y la inflamación solo se produce en uno de los pies, quizás las cosas sean un poco más complicadas. En esos casos, debes acudir al médico.

El riesgo del tromboembolismo venoso

Pasajeros en autobús

Estar mucho tiempo en una misma posición no es bueno, ni durante un viaje ni cuando estás en casa. El principal riesgo es que se forme un coágulo de sangre en las venas más profundas. Si eso ocurre, corres el peligro de que el coágulo se desprenda y llegue a tus pulmones, causándote una embolia pulmonar.

Los factores que incrementan el riesgo de sufrir un tromboembolismo venoso son permanecer sentado durante más de cuatro horas continuas, obesidad, consumo de anticonceptivos orales o si tienes más de 50 años y mides más de 1,90 cm o menos de 1,60 cm.

Otras razones que hacen que los pies se hinchen

La quietud no es la única razón por la cual se hinchan los pies durante un viaje. Si usualmente no haces mucho ejercicio y al viajar caminas mucho o permaneces mucho tiempo de pie, es posible que se te inflame el tendón de Aquiles. Así mismo, el exceso de calor o de frío pueden dar lugar a la hinchazón.

Que los pies se inflamen durante un viaje también puede obedecer a una obstrucción en el sistema linfático o a una insuficiencia cardíaca. Así mismo, a veces tiene que ver con un problema de artritis o puede tratarse de una bursitis de pie.

Evitar que los pies se hinchen

Pasajera repsando para evitar que se le hinchen los pies

Con base en lo que ya hemos señalado, podemos decir que la principal medida para evitar que los pies se inflamen durante un viaje largo es evitar la quietud total. Lo más adecuado es moverse un poco cada dos horas, dando algunos pasos o haciendo algunos estiramientos. También es muy importante que te mantengas bien hidratado.

Lo más aconsejable es no utilizar ropa ni calzado ajustados cuando vas a hacer un viaje largo. Las personas que hacen ejercicio con regularidad son menos propensas a presentar inflamación en los pies. Si a pesar de tomar estas medidas, de todos modos aparece la hinchazón, lo adecuado es hacer lo siguiente:

  • Eleva los pies en un ángulo de 45 grados y mueve los tobillos en forma de círculo.
  • Hazte un masaje suave en los pies antes de acostarte.
  • Evita las comidas con mucha sal, el café y el alcohol mientras los pies estén inflamados.
  • Si has estado mucho tiempo de pie o has realizado mucho ejercicio sin estar acostumbrado, sumerge los pies en agua tibia con sal al final del día.

Si la inflamación persiste, incluso tomando estas medidas, es posible que haya algún problema más severo de salud. En caso de que esto ocurra, especialmente si sientes dolor, consulta con el médico a la mayor brevedad.

  • Oria Pila, A. El síndrome de la clase turista. Recuperado de http://secardiologia.es/images/stories/file/cys/sindrome-clase-turista.pdf
  • Trombosis venosa profunda (s.f.). Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Recuperado el 22 de noviembre de 2019 de https://medlineplus.gov/spanish/deepveinthrombosis.html