El edificio Metrópolis, la cúpula más fotografiada de Madrid

21 julio, 2018
Es uno de los edificios más simbólicos de Madrid y está en un lugar privilegiado, el cruce de dos grandes arterias de la ciudad: la Gran Vía y la calle Alcalá.

Para los esos visitantes de todo el mundo que se deciden a pisar Madrid, uno de los mayores iconos junto a la Plaza Mayor o el Palacio Real es la mítica Gran Vía. Conocida por ser el mejor lugar para ir de compras, la Gran Vía cuenta en su primera parte con el famoso edificio Metrópolis. Se encuentra en el cruce con la famosa calle de Alcalá. Ahora bien, ¿qué es lo que lo hace tan especial? ¡Te lo contamos!

El edificio Metrópolis, uno de los iconos de Madrid

Cúpula del edificio Metrópoli
Cúpula – Anibal Trejo

El edificio Metrópolis de Madrid se inauguró el 21 de enero de 1911, tras cuatro años de construcción. Fue diseñado por los arquitectos franceses Jules y Raymond Février y entre sus inspiraciones se encontraban, obviamente, los edificios franceses de la época. No obstante, fue construido por Luis Esteve Fernández-Caballero.

Muchos lo consideran como el edificio que marca el comienzo de la Gran Vía de Madrid, aunque se ha demostrado que no es del todo así. En realidad, el edificio Metrópolis se encuentra ya en la calle Alcalá, la continuación de la Gran Vía. Es el edificio Grassy el que verdaderamente es el primero de la famosa calle madrileña.

Desde su construcción apenas ha sufrido cambios. De hecho, en 2016 se preparó una limpieza de su fachada y se mejoró el diseño de su iluminación. Como consecuencia, el edificio Metrópolis es uno de los edificios más famosos que, además, se encuentra en perfecto estado de conservación.

Un poco de historia

Edificio Metrópoli de Madrid
Jose Maria Cuellar / Flcikr.com

El edificio se ubica en el lugar donde estuvo antiguamente la “Casa del Ataúd”, un edificio estrecho que ocupaba la esquina de la calle, de ahí su peculiar nombre. Para construir el edificio actual fue necesario derribar 6 casas más.

Hasta el año 1921 fue considerado el edificio más alto de Madrid. También, uno de los lugares más representativos de la ciudad. A día de hoy es prácticamente imposible no verlo en al menos una postal de la capital española.

A principios de los años setenta, la aseguradora La Unión y el Fénix Español, que había sido su propietaria desde su construcción, lo vendió. Fue entonces cuando pasó a formar parte de la compañía Metrópolis, de ahí su nombre.

Arquitectura del edificio

Edificio Metrópolis de Madrid
bachmont / Flickr.com

Aunque los interiores del edificio no se pueden visitar, sí que pueden apreciarse los detalles desde fuera. El estilo del edificio Metrópolis es de corte neorrenacentista con influencias francesas. Cuenta con una planta baja sencilla que va complicándose a medida que va ascendiendo en altura.

El remate final del edificio Metrópolis es una torre con una cúpula que tiene detalles dorados de nada más y nada menos que 24 kilates. Cuenta también con columnas donde están las estatuas que representan el Comercio, la Agricultura, la Industria y la Minería. En total, hay 11 esculturas diferentes en la fachada.

Junto a las anteriores, también hay una que representa la victoria Alada. Antiguamente existió un fénix y la figura de Ganímedes, el dios griego, pero fue retirada cuando cambió de propiedad. No obstante, puede verse en los jardines de la Mutua Madrileña, en el famoso paseo de la Castellana.

¿Por qué es tan especial el edificio Metrópolis?

Edificio Metropolis de Madrid
William Avery Hudson / Flickr.com

A día de hoy, todos los paseantes que se acercan hasta la Gran Vía reconocen enseguida el famoso edificio Metrópolis. Y es que este edificio ocupa un lugar ideal en la capital de España. Y no solo eso, sino que también tiene muchos motivos más para serlo.

El primero de ellos es su arquitectura: se puso demasiado empeño en dotar al edificio de la grandiosidad que merecía dada su ubicación privilegiada. De hecho, cuando el sol emite sus rayos directamente hacia el edificio se convierte en el lugar más brillante de la calle.

En definitiva, un espectáculo digno de ver tanto de día como de noche. Cuando el sol desaparece 205 focos se encargan de iluminarlo para que sea el modelo ideal para los fotógrafos.

Se puede considerar el edificio Metrópolis como uno de los iconos de la zona comercial de Madrid que supone la Gran Vía.

Si te animas a visitar la capital, echa un vistazo a todos sus detalles. Descubrirás por ti solo que el edificio tiene la capacidad de destacar sobre los demás. Quizás se encuentre cerca del Círculo de Bellas Artes, pero es imposible no pasar por allí y admirarlo al menos una vez. ¿O no?

Te puede gustar