Descubre 10 tesoros escondidos de Chile

Edith Sánchez·
21 Agosto, 2019
Los tesoros escondidos de Chile incluyen lagunas, bosques, glaciares y mucho más. Se trata de sitios que aún no han sido invadidos por el turismo masivo, pero que tienen todo el encanto necesario para seducir a cualquier viajero.

Los tesoros escondidos de Chile son lugares no necesariamente remotos, pero sí muy poco visitados por los turistas. Cada uno de ellos tiene una belleza natural que estremece y hace que valga la pena el trayecto para visitarlos.

Lo más interesante de estos sitios es, precisamente, el hecho de que aún no han sido invadidos por el turismo comercial. Por eso, permiten un encuentro profundo con la naturaleza. Son un verdadero regalo para los sentidos.

Casi todas las regiones de ese país tienen sitios que han sido poco explorados, pese a su belleza o singularidad. Son especialmente aptos para los amantes del senderismo, ya que muchos de ellos solo son accesibles a pie. Estos son 10 de esos tesoros escondidos de Chile.

1. Lagunas de Cotacotani, Región de Arica y Parinacota

Lagunas de Cotacotani en Chile

Las lagunas de Cotacotani son uno de esos tesoros escondidos de Chile que vale la pena conocer. El lugar está rodeado por cumbres nevadas. Tienen un gran número de islas e islotes de origen volcánico. El sitio es hogar de al menos unas 120 especies nativas, dentro de las que destaca el flamenco pato.

2. Laguna Pirquinco, región del Biobío

Vista de la laguna de Pirquinco, uno de los tesoros escondidos de Chile

A esta bellísima laguna la llaman ‘el secreto mejor guardado de Biobío’. Y es que la verdad es que muy pocos viajeros llegan hasta allí. Se acccede a través del camino vehicular del Fundo Rañilhueno, en la cordillera de Tricauco. El lugar es apto para los aficionados al trekking y la acampada. Su paisaje es espectacular.

3. Punta Estaquilla, región de Los Lagos

Punta Estaquilla es uno de esos parajes fabulosos que aún no se explotan turísticamente aunque tengan todo el potencial para ello. Ese es, precisamente, uno de sus encantos: el lugar aún está ajeno a la invasión del comercio. Hay pingüineras y loberas, además de unas playas fabulosas. Se accede muy fácilmente desde Puerto Montt.

4. Laguna Lejía, región de Antofagasta

Vista de la laguna Lejía

La laguna Lejía está a casi 4500 metros de altura sobre el nivel del mar. Quizás por eso, o por las particulares condiciones del Atacama, el sitio es absolutamente precioso. Sus aguas son hipersalinas y esto les da un colorido fantástico. Es un espejo de agua natural para el volcán Lascar y ofrece un panorama de ensueño.

5. Cascada Juncal, región de Atacama

La cascada Juncal es todo un espectáculo de la naturaleza. Está en plena cordillera de Atacama y su gran particularidad es que la caída de agua se congela en invierno y ofrece un panorama que rara vez se puede apreciar en el mundo. También allí hay unas fabulosas termas. Se llega allí por la ruta 32 desde Copiapó y luego por el camino a El Salvador.

6. Glaciar Pichillancahue, región de los Ríos

Vista del glaciar Pichillancahue, uno de loo tesoros escondidos de Chile

El glaciar Pichillancahue es muy diferente a otros de su especie. Este se ubica en pleno volcán Villarrica y por eso permanece cubierto de cenizas. Se llega en una ruta que parte de Pucón y comienza en un fabuloso bosque de araucarias. La caminata toma en total unas tres horas y media. Al final, el paisaje premia con su panorámica.

7. Torres del Avellano, región de Aysén

Parecen una réplica maravillosa de las famosas Torres del Paine. Constituye un sueño para los escaladores. Es un paraje remoto de la región de Aysén, una zona que de por sí es impresionante. A veces el sol golpea contra las cumbres y parece como si estuvieran en llamas. Es uno de los tesoros escondidos de Chile a los que se accede a través de Coyhaique.

8. Duhatao, región de Los Lagos

Vista de Duhatao
Duhatao – Lin Linoe / Wikimedia Commons

Es otro de esos tesoros escondidos de Chile que tiene el potencial para sobrecoger a cualquier viajero. Está ubicado en la isla de Chiloé y se trata de una bahía cuyo entorno prácticamente no ha sido tocado por el hombre. Está en la comuna de Acnud y su accidentado relieve es todo un espectáculo para la mirada.

9. Salto de la Olla, región de Los Lagos

El Salto de la Olla parece el escenario perfecto para un cuento de hadas. Se ubica en la localidad de Pilmaiquen, la cual, a su vez, se localiza entre Osorno y Entrelagos. El salto tiene unos 20 metros de altura y está rodeado por unas montañas y unos bosques tan hermosos, que terminan  dándole esa atmósfera de lugar mágico.

10. Altos de Chicauma, región Metropolitana

Aunque parezca increíble, este es uno de esos tesoros escondidos de Chile que se encuentra a poca distancia de la capital de ese país y de Valparaíso. La mayor sorpresa es que en la cumbre está la laguna Inca, una hermosa concentración de agua cristalina. El paisaje es glacial, dominado por las rocas. Desde la cima se alcanza una panorámica incomparable de la cordillera de Los Andes.

  • Duhatao: Un paraíso inigualable en la isla de Chiloé. (4 de enero de 2019). CNN Chile. Recuperado de https://www.cnnchile.com/lodijeronencnn/duhatao-un-paraiso-inigualable-en-la-isla-de-chiloe_20190104/