Lo que debes saber sobre el transporte en Bogotá

Edith Sánchez · 23 febrero, 2020
El eje del transporte en Bogotá es el Transmilenio, pero este medio no llega a todos los puntos de la ciudad. Como alternativa, tienes los autobuses del SITP o los taxis, que tienen un costo accesible.

Si viajas a la capital de Colombia, seguro que vas a notar de inmediato que la movilidad no es una de sus grandes virtudes. El transporte en Bogotá puede llegar a ser agobiante, especialmente si no conoces la ciudad y no sabes cuáles son las mejores formas de moverte en ella.

Bogotá es la única ciudad del mundo con más de cinco millones de habitantes que no tiene metro. Esto, por sí solo, ya te puede dar una idea de las dificultades para el traslado en la capital. Por eso mismo, hay que conocer los pormenores de lo que sucede en las calles, para que no pierdas tiempo inútilmente.

El transporte en Bogotá: los autobuses

Transmilenio, unod e los transportes en Bogotá

En Bogotá, el transporte público incluye varias modalidades que se agrupan en una estructura denominada Sistema Integrado de Transporte Público. Este incluye autobuses y microbuses de diferentes colores, que son una minoría. También unos autobuses azules que reciben el nombre genérico de SITP. Finalmente, está el Transmilenio. Veamos cada uno de ellos:

  • Autobuses y microbuses de diferentes colores. Representan un porcentaje bajo, pero están por toda la ciudad. Debes pagar directamente al conductor y puedes tomarlos en cualquier lugar. A veces, incluso, es posible negociar el precio del pasaje con quien conduce.
  • Autobuses azules o SITP. Para tomarlos necesitas una tarjeta Millave, que puedes adquirir en diferentes puntos. Dicha tarjeta se puede recargar y usar cuantas veces quieras, siempre que cuentes con saldo. Tienen paradas específicas y en cada una de ellas están los números de las rutas que se detienen allí.
  • El Transmilenio. Son autobuses articulados, de color rojo, que circulan por la ciudad y constituyen el eje del transporte en Bogotá. Para tomarlos necesitas también una tarjeta con saldo. Hay varias estaciones y en cada una están marcadas las diferentes rutas.

Todos estos medios suelen tener enormes aglomeraciones en las horas de mayor tráfico. Las peores horas son entre las 6:30 y las 10 de la mañana y entre las 5:00 y las 7:30 de la tarde.

Los taxis y los automóviles particulares

Calle en Bogotá

En Bogotá hay una gran cantidad de taxis que puedes tomar en cualquier punto de la calle. Todos deben tener un taxímetro que sea plenamente visible para el pasajero. Este funciona por unidades, según los kilómetros recorridos y los tiempos de espera.

Así mismo, los taxis deben portar en lugar visible una tabla en la que se precise el costo de cada trayecto según las unidades que marca el taxímetro. Nunca debes pagar más de lo que indique la tabla. Evita tomar un taxi si no tiene el taxímetro o la tabla de equivalencias visibles. En general, los taxis son un transporte económico, especialmente si vienes de Europa o Estados Unidos.

Alquilar un automóvil no es una opción adecuada si vas a moverte por la ciudad. Hay demasiados coches en las vías y eso puede hacer muy tortuoso tu trayecto. Si quieres evitar los autobuses, es mejor que contrates un taxi o utilices Uber. En Colombia, solo el servicio ‘Black’ de Uber es legal.

Medios alternativos

Carril bici

Bogotá es la ciudad con mayor número de carriles bici en toda Latinoamérica. Los hay en los puntos más transitados y pueden ser una excelente opción de movilidad. Hay bicicletas de alquiler en varios puntos de la capital. También encuentras patinetes eléctricos que puedes usar y pagar con una transacción a través de tu teléfono móvil.

Hay lugares donde vas a encontrar bicicletas que llevan pasajeros. Este medio está en los lugares en donde no hay tránsito de autobuses, principalmente. Se llaman ‘bici-taxis’ y realizan desplazamientos cortos, de no más de un kilómetro. Son una buena opción si no quieres caminar.

El transporte en Bogotá desde el aeropuerto

En el Aeropuerto El Dorado no hay muchas opciones para desplazarte a otros puntos. La primera es Transmilenio. Al salir del aeropuerto vas a ver autobuses verdes que tienen ese nombre impreso. Son los llamados ‘alimentadores’, que funcionan gratuitamente y te llevan a la estación más cercana. Allí mismo puedes adquirir la tarjeta y moverte en los articulados.

Solo hay una ruta de buses azules, que es la P500. No va al centro, pero sí puedes tomarla y bajarte en una parada que te resulte más favorable, si tu destino final no está en esa ruta. En el aeropuerto puedes adquirir la tarjeta Millave para usar este medio.

Cerca de la zona de llegadas internacionales está la ventanilla de los taxis autorizados, que son plenamente seguros. El desplazamiento hasta el centro de la ciudad no debe costarte más de 10 euros. También puedes solicitar un Uber Black o alquilar un coche en los mostradores del aeropuerto.