¿Cómo se construyeron los moáis de la Isla de Pascua?

Los moáis son enormes figuras humanas que aún encierran grandes misterios. Intentamos descifrar algunos de ellos.

Los moáis de la Isla de Pascua son, sin duda, de los monumentos más curiosos del mundo. Su gran tamaño y su antigüedad no hacen más que despertar la pregunta, ¿cómo se construyeron? Hoy te lo contamos todo en este artículo.

No obstante, antes de entrar en materia, queremos hablarte un poco de estas singulares figuras para hacerte memoria. Te contamos qué son, qué forma tienen y cuál era su significado.

Qué son los moáis de la Isla de Pascua

Moáis en la Isla de Pascua
Moáis – sebasu / Flickr.com

Al parecer, los polinesios tenían la costumbre de esculpir estatuas de piedra. Fue una costumbre que introdujeron en la isla cuando llegaron a ella entre los siglos V y IX. Los moáis son enormes estatuas monolíticas de forma muy singular y que solo se encuentran en esta isla.

El significado de estas figuras se basa en los ancestros de la tribu Rapa Nui, quienes son los responsables de que estas figuras increíbles existan. De hecho, en el idioma local se denominan Moái Aringa Ora, que significa “el rostro vivo de los ancestros”.

Se creía que de ese modo, a través de los moáis de la Isla de Pascua, la tribu estaría protegida, pues los ancestros podrían extender su poder espiritual para protegerla, especialmente de los malos espíritus.

¿Cuantos moáis hay en Isla de Pascua?

Moái en la Isla de Pascua
Moái – TravelHound.cl / Flickr.com

Este es otro dato interesante en torno a estas figuras. No se pude dar un número exacto, ya que son muchos, están desperdigados por toda la isla y es posible que no se hayan descubierto todos. No obstante, hasta ahora se han contabilizado alrededor de 900. Y los hay de diversos tamaños, desde los tres a los diez metros de altura.

Alrededor de unos 400 están en la cantera de Rana Raraku y unos 300 cerca de la tribu de los ahu. El resto están por todo el territorio de la isla, esparcidos.

¿Cómo se hicieron los moáis de Isla de Pascua?

Moáis en isla de Pascua
Moáis – Amy Nichole Harris

La mayoría de los moáis se construyeron con piedra volcánica. Aún hoy, en el siglo XXI, su construcción sigue entrañando algunos misterios. Por más y más vueltas que le han dado al asunto, es difícil entender como los rapa nui fueron capaces de mover piedras de 75 toneladas.

Estas enormes estatuas se labraban en la misma cantera, en un punto alto del volcán. Tallaban primero la cabeza y les daban su forma básica. Luego se separaba la pieza de la roca madre y se trasladaba con cuerdas ladera abajo.

En esa ubicación se introducía la figura en un agujero, se ponía de pie y se tallaba la espalda antes de llevarla a su destino. Y esa es, precisamente una de las incógnitas: el motivo por el que no extraían la piedra y la trabajaban en un lugar más accesible.

El traslado a la ubicación definitiva

Moáis de la Isla de Pascua
Moáis – Alberto Loyo

Otra cuestión que no se ha aclarado es cómo conseguían trasladar monolitos de toneladas de peso kilómetros y kilómetros, o cómo subieron a muchos a unas plataformas hechas con miles de piedras volcánicas. Una teoría afirma que los hacían “andar”, balanceándolos sobre la base.

También se ha barajado la posibilidad de que se ayudaran de unas plataformas parecidas a trineos hechas con troncos de árboles que se llevaban por caminos especialmente construidos para el traslado de las figuras.

Pero en esos mismos caminos se han descubierto tramos cóncavos y señales de la instalación de troncos en vertical. Esto sugiere que se empleaba algún tipo de mecanismo parecido a la palanca que permitía salvar desniveles

Respecto a la forma en la que colocaban los moáis en su lugar definitivo, parece que se ayudaban de rampas hechas con piedras  que luego se utilizaban para dar soporte a la misma base.

En cualquier caso, todo son conjeturas, ya que no se ha podido aún determinar con exactitud cómo movían los rapa nui estas estatuas.

Curiosidades de los moáis de la Isla de Pascua

Moáis de la Isla de Pascua
Moáis – Tero Hakala

Hay dos curiosidades de los moáis de la Isla de Pascua que atraen la atención de muchos y que no podemos resistirnos a contarte:

  • Algunos llevan sombrero. No se sabe por qué, quizá fueran los jefes de las tribus, pero solo son algunos “privilegiados” los que llevan un extraño sombrero que se conoce como Pukao.
  • Todos miran al cielo. Esto es algo que no se sabe a ciencia cierta, pero se cree que, dado que estas estatuas sirven para proteger de los malos espíritus, es una forma de implorar a los dioses por el bienestar de la tribu.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar