Consejos útiles para ir a Simatai en la Gran Muralla

· 27 noviembre, 2018
Es uno de los sectores más bellos de la Gran Muralla. A pesar de estar a cierta distancia de Pekín y de ser complicado, merece la pena visitar Simatai.

Simatai es uno de los sectores de la Gran Muralla China más espectaculares. Y es que la visita a este mastodóntico monumento se hace en diferentes zonas, muchas de ellas accesibles si estás alojado en Pekín. Si es así, te contamos cómo llegar a Simatai para ver uno de los lugares más impactantes de todo el planeta.

Acercarse a la Gran Muralla China desde Pekín

Los paquetes turísticos más habituales no suelen incluir la visita a la Gran Muralla desde Simatai. La razón es que requiere un desplazamiento como de 150 kilómetros desde la capital. Una distancia considerable, pero merece la pena. Y además, luego requiere de una caminata.

Todo pueden parecer inconvenientes, pero el esfuerzo se ve finalmente recompensado. No obstante, os vamos a hablar muy brevemente de otras posibilidades distintas a Simatai.

Diferentes sectores de la Gran Muralla cerca de Pekín

Gran Muralla en Muntiayu
Gran Muralla en Muntiayu

De todos los sectores turísticos, el más cercano a la capital china es el de Badaling. El acceso es muy bueno e incluye una telecabina. Y además, se visita un tramo restaurado por el que se camina muy fácilmente.

Pero la enorme desventaja es que está masificado. Por cierto, el mismo autobús que os lleva a Badaling os deja un poco más lejos, en Juyongguan, desde donde se disfruta de la muralla con muchos menos turistas.

En el sector de Mutianyu también hay menos gente, pero está un poco más lejos, ya que hay 90 kilómetros de distancia desde Pekín. Es un sector espectacular, aunque no está muy restaurado.

¡Tú eliges! Lo cierto es que la Gran Muralla de las cercanías de Pekín posee los tramos mejor conservados de toda ella. Tramos que se corresponden con los años de construcción de la dinastía Ming. Lo dicho, ¡tú eliges que sector visitar! Nosotros te recomendamos Simatai. ¿Por qué? Ahora te lo contamos.

Cómo llegar a Simatai

Estando en Pekín, hay que ir a la estación de autobuses de Dongzhimen. Allí hay que tomar el bus 980 para llegar a la población de Simatai. Y una vez en la localidad, un minibús nos llevará hasta las inmediaciones de la Gran Muralla China.

Qué llevar al sector de Simatai

Gran Muralla en Simatai
Gran Muralla en Simatai

La visita al sector de Simatai de la Gran Muralla nos invita a caminar durante unos 8 kilómetros hasta Jinshanling. Es un tramo largo, con buenas cuestas y con un firme que no ha sido restaurado en su totalidad.

Por esa razón, el primer consejo es llevar buen calzado. Además de crema solar y gorra si es temporada veraniega. Y según como esté la meteorología, no hay que olvidarse un chubasquero.

En esa caminata encontraréis personas vendiendo comida y bebida, pero nuestro consejo es que llevéis la vuestra, porque abusan con los precios. Aunque también hay que entender que hacen un esfuerzo importante para llevar hasta allí todos los días esos productos.

Y por supuesto, hay que llevar la cámara de fotos, porque vas a recorrer uno de los tramos más espectaculares de la Gran Muralla China. Una obra realizada a lo largo de dos mil años de trabajo y que hoy está considerada una de las Siete Maravillas del Mundo.

“Conoces más un camino por haber viajado por el que por todas las conjeturas y descripciones en el mundo.”

-William Hazlitt-

Qué te espera en el sector de Simatai

Gran Muralla en Simatai
Gran Muralla en Simatai

El tramo nos depara numerosas torres de vigilancia. Y además, está la zona del lago Mandarin Duck. También hay cuestas realmente espectaculares que obligan a un paso muy lento. Algunas de esas cuestas hasta tienen anexas unas tirolinas para un descenso posterior.

Y es que podemos hacer el trekking completo de Simatai hasta Jinshanling, o viceversa. O podemos hacer solo un tramo retornar al mismo punto de origen. Pero ya que se viaja una vez a la Gran Muralla China, ¡qué menos que disfrutar todo lo que se pueda del monumento!

No es llano y son cansadas las 3 o 4 horas de caminata, dependiendo de nuestro ritmo y las paradas. Pero os aseguramos que es una experiencia magnífica e inolvidable.