Conoce algunas de las artesanías típicas de Japón

María Belén Acosta · 19 septiembre, 2019
Objetos de madera o barro, trajes tradicionales, abanicos... Conoce más de cerca las artesanías típicas de Japón y aprende sobre sus orígenes milenarios para valorar cada una de estas piezas únicas.

El auge de las artesanías típicas de Japón comienza en el periodo Edo. Este periodo está marcado por el traslado de la capital del país de Kioto a Tokio, capital que se mantiene en la actualidad. Durante está época, los artesanos y granjeros comienzan a ganar prestigio dentro del país gracias al auge comercial.

Los artesanos japoneses comenzaron a mejorar sus técnicas, como es el caso de los grabados con la utilización del urushi o laca. También se crearán expresiones artísticas como las pinturas Ukiyo-e y empezaron a trabajar con textiles, cerámica y madera. Todas estas artesanías aún se conservan en la actualidad y son uno de los principales recuerdos que compran los turistas.

La cerámica japonesa

Cerámicas japonesas tradicionales

El inicio de la cerámica japonesa comienza en el periodo Jōmon, hace más de mil años. Por chocante que pueda parecer, la técnica de creación de estas piezas de artesanías típicas de Japón se mantiene hasta la actualidad.

Uno de los valores principales de la estética japonesa son los objetos que parecen inacabados y que mantienen la esencia de aquel que lo confeccionó. De ahí que no existan dos piezas de cerámica iguales.

Uno de los materiales más utilizados para la confección de estos objetos es el barro, material presente en todas las regiones de Japón. Normalmente, a la arcilla se le añaden otros materiales como piedras y cristales, que dan forma a la pieza tras una cocción lenta para crear un objeto fuerte pero elegante.

En el caso de la porcelana, también se utiliza una base de arcilla a la que se añaden materiales como el cuarzo y el feldespato. Gracias a esto se consigue un producto sólido a pesar de ser más delgado. Todas estas piezas se decoran con dibujos hechos a mano, grabados y marcas realizadas con cepillo, entre otras técnicas.

Mención aparte merece la técnica de lacado japonés denominado urushi. La laca se extrae de la savia del Toxicodendron vernicifluum, también llamado árbol de la laca, tras su floración. El producto final se enriquece con otros materiales y se colorea con diferentes pigmentos. Las piezas de urushi son de gran belleza y muy valoradas tanto en su país como fuera de él.

Artesanías típicas de Japón con madera

Kokeshi, una de las artesanías típicas de Japón

Otro gran grupo de las artesanías típicas de Japón son las fabricadas con madera. Entre ellas encontramos una gran variedad de productos típicos que podemos adquirir durante nuestra estancia en el país del sol naciente.

Los juguetes tradicionales japoneses tallados en madera aún se utilizan. Uno de los más famosos es el kendama, que consta de una bola atada a un mango con forma de martillo. El juego consiste en mover la bola para que este se deposite en el hueco creado como soporte. Además del kendama, encontramos las kokeshi, muñecas de cuerpo de madera con las que jugaban las niñas japonesas.

También fabricados en madera encontramos los palillos, llamados ohashi, que ofrecen una amplio abanico de diseños para todos los gustos. Otros objetos típicos fabricados en madera son los daruma, que se utilizan para pedir deseos, y las máscaras tradicionales japonesas.

El arte de la confección en Japón

Mujeres vistiendo el kimono

Dentro de las artesanías típicas de Japón relacionadas con la confección encontramos el Yonaguni-orimono, unas telas producidas en una isla del suroeste del archipiélago japonés. Considerado desde 1987 como un oficio tradicional por el gobierno del país, aún conserva sus métodos de fabricación y sus características flores pequeñas junto con un patrón de tela a rayas.

No puede faltar tampoco una de las piezas más clásicas de vestir de Japón: el kimono. Este vestido tradicional japonés, para hombres y mujeres de todas las edades, se fabrica mediante técnicas tradicionales y finos materiales como la seda. También encontraremos una versión más ligera, conocida como yukata. Estos se siguen usando de forma habitual y no solo durante los festivales.

Otros objetos propios de Japón fabricados con tela son los amuletos omamori, que podremos encontrar a la venta en los templos y santuarios. También son conocidos los pañuelos de seda japonesa, que ofrecen una gran variedad de diseños y utilizados para decorar tanto el obi o fajín, que sujeta el kimono o yukata, así como para atar las mangas.

Por último, también queremos señalar los sensu o abanicos japoneses. Es un artículo de precio asequible y que se suele guardar a la vista sujetado por el obi. Algunos modelos están decorados con urushi y con otras técnicas de decoración tradicional.