Cómo preparar un viaje a Omán: consejos básicos

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 13 abril, 2019
Desiertos, playas fabulosas, cascadas en medio de paisajes espectaculares... Omán es un destino tan poco conocido como hermoso.

Omán, ubicado en la península arábiga, es un destino tan desconocido como fascinante. Hasta que no se está allí no se puede apreciar toda su riqueza. Y no nos referimos a su riqueza económica, que la tiene gracias a los pozos petrolíferos, sino a su riqueza paisajística y cultural.

Sin duda, este es un viaje que acaba siendo una experiencia muy enriquecedora. Pero os recomendamos prepararlo con calma y saber a dónde vais a viajar para no perderos nada. Aquí tenéis algunos consejos.

La seguridad en Omán

Palacio del Sultán
Palacio del Sultán

Al comenzar a preparar el viaje a Omán, seguro que queréis saber cuanto antes si se trata de un destino seguro. Rotundamente sí. Pese a tener por vecinos Yemen y Arabia, es un destino seguro. Muy seguro. Así que, una vez despejada esta importante incógnita, sigamos preparando nuestro viaje.

Necesidad de visado

Para visitar Omán, tanto si eres europeo como de algún país de Latinoamérica, habrás de pagar un visado. Puede ser de turista para 10 días o de varios meses si tu estancia va a ser más larga. Un visado que puedes conseguir vía Internet. También lo puedes sacar en el aeropuerto internacional al que llegues, que generalmente será el de Muscat.

¿Es necesario vacunarse?

No. No hace falta ninguna vacuna específica para visitar Omán. Así que, en este sentido, no debéis preocuparos por nada.

Y, siguiendo con el tema sanitario, en grandes ciudades como la capital o Salalah no os será difícil conseguir algún medicamento en sus farmacias. Otro asunto es en lugares más rurales y remotos que seguro que visitaréis. Para ir allí, te recomendamos cargar con un pequeño botiquín de emergencias.

El viaje a Omán

Mezquita Saeed Bin Taimur-Masjid en Omán
Mezquita Saeed Bin Taimur-Masjid

Visto que Omán es un país seguro, que el visado solo es un mero trámite y que no son necesarias vacunas, nada nos impide viajar a Omán. Ya podemos empezar a buscar el billete de avión. El viaje, seguramente, deberá incluir una escala en alguna de las ciudades cercanas de los Emiratos Árabes o de Catar, como Dubái, Abu Dhabi o Doha.

Y también deberéis reservar el hotel con tiempo. La razón es sencilla: el turismo en Omán es incipiente y fuera de grandes núcleos y de las ciudades más visitadas, como Nizwa, no hay mucha oferta. Así que para evitar problemas, mejor llevar ya previstas algunas reservas.

Preparar el itinerario del viaje por Omán

Como ya os hemos dicho, el viaje a Omán os va a dar la oportunidad de descubrir un país árabe distinto. Aquí os espera el típico desierto, sobre todo en su zona interior. Pero también hay increíbles playas y zonas de buceo. Y hay paisajes de rebosante vegetación subtropical, además de altas montañas. Una gratísima sorpresa.

Hay mucho que descubrir y eso requiere un poco de planificación. Además, si queréis disfrutar de todos esos ambientes, os será necesario preparar el alquiler de un coche. A ser posible, un todoterreno que os permita llegar a los lugares más maravillosos de Omán.

Para que podáis elegir vuestro recorrido, aquí os damos unas cuantas pistas de lo que os espera y de esos lugares que no debéis perderos por nada del mundo:

Muscat

Calle de Muscat, capital de Omán
Muscat

La capital, seguramente, será vuestra vía de entrada al país. Es una ciudad en la costa frente al golfo de Omán. Un buen lugar para empezar a saborear la cortesía de la población local, que, lejos de cualquier tópico erróneo, solo querrá ayudarte.

Si después de ver la ciudad de Muscat te apetece bucear en ese mismo golfo de Omán, toma un ferry hasta las islas Daymaniyat.

Wahiba Sands

Dunas en Wahiba Sands
Wahiba Sands

Uno de los lugares más emblemáticos del país es Wahiba Sands, la zona desértica por antonomasia. Aunque en esta misma área septentrional y cercana a la costa hay otros paisajes impresionantes, como el Wadi Bani Kahlid o el Wadi Shab.

Ibri

El pueblo de Ibri se encuentra al norte y está en la zona más montañosa de Omán. Un territorio con estupendas rutas senderistas, pueblos abandonados y fortalezas en parajes recónditos que nos hablan de una historia de lo mas convulsa. Los más aventureros no se lo pueden perder.

Salalah y la zona sur

Vista de la cascada Ayn Khor en Omán
Cascada Ayn Khor

En esta parte del país vais a descubrir una visión de la península arábiga que ni os imagináis. Es una zona donde os esperan las cascadas de Ayn Khor o las de Wadi Darbat, con todo su esplendor vegetal. Por no hablar de las playas blancas de Taqah o los acantilados de Mughsayl.

Como decimos, merece la pena que preparéis bien este viaje a Omán porque tiene mucho que ofreceros. ¿A qué esperáis?