Chinchón, uno de los pueblos más bonitos de Madrid

· 7 julio, 2017

A tan solo 45 kilómetros de Madrid encontramos el precioso municipio Chinchón. Un pueblo de ambiente tradicional, de sabor castellano y encanto indiscutible. Conocido por su maravillosa Plaza Mayor y por el aguardiente al que da nombre, hoy recorremos una localidad capaz de transportarte a otras épocas.

Todo lo que hay que ver en Chinchón

El casco urbano de Chinchón está declarado Conjunto Histórico-Artístico, lo que ya da alguna pista de la belleza de esta localidad. Nosotros te contamos qué es lo que debes ver en ella.

1. Plaza Mayor

Balcones de la Plaza Mayor de Chinchón
Balcones de la Plaza Mayor – M a n u e l / Flickr.com

Dicen de ella que es una de las más bonitas de España. Maravillosa con su forma irregular pero perfecta estructura. De origen medieval, es una plaza soportalada y cerrada por construcciones de tres plantas. En ella destacan llamativos balcones de madera, aquí llamados “claros” y cuyo número sobrepasa los 200.

Es, además, el auténtico corazón de la localidad. A lo largo de su historia ha sido utilizada como corral de comedias, como escenario de autos sacramentales y como plaza de toros. Y aún hoy sigue albergando los eventos y acontecimientos más importantes que se celebran en Chinchón.

2.  Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia Nuestra Señora de la Asunción en Chinchón
Iglesia Nuestra Señora de la Asunción – Bob Fisher / Flickr.com

Su silueta destaca sobre la Plaza Mayor. Una recia pero bonita iglesia en cuyas paredes se mezclan varios estilos. Comenzó a construirse en el año 1534, aunque no se terminó hasta casi un siglo más tarde por problemas para financiar las obras. En 1808 tropas francesas incendiaron el templo, que sería reconstruido unos años más tarde.

En su interior guarda un pequeño tesoro: el cuadro La Asunción de la Virgen, obra de Francisco de Goya. El hermano del genial pintor fue capellán en esta parroquia. Goya solía visitarle y pintar en  la Plaza Mayor, dejando de su paso por este pueblo esa maravillosa obra, que adorna el retablo mayor de la iglesia.

3. Castillo de los Condes

Castillo de los Condes en Chinchón
Castillo de los Condes – santiago lopez-pastor / Flickr.com

A las afueras de Chinchón se encuentra el castillo de los Condes. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI por orden del tercer conde de Chinchón, Diego Fernández de Cabrera y Mendoza. Se trata de una edificación imponente de estilo renacentista.

Una típica construcción que buscaba evitar el fuego de la artillería de los enemigos, así como también el acceso de los soldados. El castillo sufrió un devastador abandono a partir siglo XVIII. Fue asaltado durante la Guerra de Sucesión y en 1808, durante la Guerra de la Independencia, fue saqueado e incendiado.

Más adelante llegó a utilizarse como fábrica de licores, y sus piedras para hacer cercas, calles y casas. A pesar de ello, aún hoy se puede admirar su figura, esbelta y elegante.

4. Castillo de Casasola

Castillo de Casasola en Chinchón
Castillo de Casasola – Aglaya Photography / commons.wikimedia.org

Aislada del pueblo, en la vega del río Tajuña se descubren los restos de otra fortaleza. Un castillo que comenzó a construirse en el siglo XIV, con una planta triangular y varios torreones. Hoy es parada y punto de visita imprescindible para aquellos deportistas que realizan rutas por el fantástico entorno de Chinchón.

“Los turistas no saben donde han estado, los viajeros no saben donde van.”

-Paul Theroux-

5. Convento de San Agustín

Convento de San Agustín de Chinchón
Convento de San Agustín – Diego Sideburns / Flickr.com

El primer convento de San Agustín se construyó en el año 1626. Algunos importantes personajes de la historia se hospedaron en él, como el archiduque Carlos de Austria, que permaneció en el mismo durante la Guerra de Sucesión.

Durante los siglos XVIII y XIX fue un centro en donde se impartían enseñanzas como gramática, latín y teología. En el año 1982 el convento fue completamente restaurado y reconstruido, y hoy es Parador Nacional de Turismo.

6. Teatro Lope de Vega

Teatro de Chinchón
Teatro Lope de Vega – santiago lopez-pastor / Flickr.com

Pequeño y encantador, se construyó a finales del siglo XIX, muy cerca de la iglesia. Su nombre se debe a que el mismo Lope de Vega visitó la residencia de los condes de Chinchón y aquí escribió y firmó la comedia El blasón de los Chaves de Villalba

Una curiosidad, el palacio de los condes se elevaba justo en el lugar que ocupa hoy el teatro, pero también fue destruido durante la Guerra de Sucesión.

Aún hay más que ver y que hacer en Chinchón. Hay que contemplar la Casa de la Cadena, en la que se hospedó Felipe V. También hay que pararse ante la Torre del Reloj, lo único que queda de la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, destruida durante la Guerra de la Independencia. Por supuesto, debes probar su licor y también sus panes y sus dulces.