Descubrimos Cetona, un precioso pueblo en la Toscana

· 19 noviembre, 2016

El mundo está lleno de lugares idílicos y maravillosos. Entre todos los países que componen este planeta, encontramos en Italia diversas regiones que sobresalen por su belleza natural e historia. Una de estas es la Toscana. Hasta allí nos marchamos para conocer Cetona, un pequeño pueblo tremendamente bonito y atractivo.

Cetona, una joya de la Toscana

La Toscana dispone de gran cantidad de lugares y paisajes preciosos. No en vano tiene un enorme patrimonio reconocido por la Unesco. Pero más allá de ello, encontramos poblaciones como Cetona, que bien merecen una visita larga.

En este caso hablamos de una población que apenas alcanza los 3000 habitantes. Perteneciente a la provincia italiana de Siena, Cetona es un lugar único y bello que se asemeja más a un paisaje renacentista que a una ciudad moderna.

Cetona en Italia
Cetona – AMB

Y es que Cetona emerge en lo alto de una colina entre paisajes de verdes olivos y pequeños campos arados. Junto a ello, el ciprés es otro árbol muy habitual en la zona. Y arriba del todo, la imponente fortaleza medieval del siglo X que domina todo el lugar con su increíble presencia.

Cuando te acercas a Cetona, vas viendo cómo poco a poco te sumerges en un viaje en el tiempo. Porque esta localidad parece más bien anclada en su época de mayor esplendor, en plena Edad Media, y todavía conserva gran parte de su patrimonio histórico.

Paseando por Cetona

Este pueblo recibe su nombre de su ubicación. En lo alto del monte Cetona, las laderas naturales del lugar son de gran belleza paisajística. De hecho, se podría considerar como un enclave medieval clásico, arriba de un monte y protegido por una fortaleza desde la que ver llegar a los enemigos y defenderse de ellos.

Por eso cuando se accede a la ciudadela de Cetona, la inmersión en el tiempo es total. El pueblo se compone de gran número de callejuelas estrechas que bordean la colina hacia su centro neurálgico, la fortaleza. Además, se mantienen a día de hoy empedradas, como se construyeron originariamente.

Cetona en Italia
Cetona – gkuna

No obstante, hay que ser precavidos, pues aun siendo un pueblo pequeño, es fácil perderse si no se conoce el lugar. Por todos lados hay atajos y la planificación no fue el fuerte medieval en Cetona. No obstante, suelen ir en forma espiral hacia el centro y corazón de la población, la fortaleza que lo preside.

Pese a que en Cetona se han descubierto asentamientos muy antiguos, del Paleolítico y la Edad de Bronce por parte de los estruscos, es el arte medieval el que le da fama y presencia. Eso sin olvidar su enclave natural privilegiado, que logra un conjunto maravilloso.

Qué ver en Cetona

Y ahora nos vamos a acercar a ciertos lugares de Cetona que es mejor no perderse. Pese a que todo el pueblo es muy bonito, algunos de sus rincones son especialmente recomendables para el visitante amante del arte y la arquitectura medieval y renacentista.

Plaza de Cetona
Plaza de Cetona – acb / Flickr.com

Por ejemplo, podemos conocer la Piazza Garibaldi, levantada en el siglo XVI por orden de Gian Luigi Vitelli. Este antiguo gobernante fue de total confianza de los Médicis, la familia que transformó la Toscana en la maravilla que hoy podemos disfrutar.

“Lo que he soñado en una hora vale más que lo que has hecho en cuatro”.

-Lorenzo de Médici

Y precisamente hablando de este hombre, el Palacio Vitelli es otro de los lugares bonitos del pueblo. Se ubica en la misma Piazza Garibaldi, junto con la iglesia SS Annunziata y la parroquia de S. Michelle, datada en el siglo XII, pero remodelada 500 años después.

Iglesia de la Santísima Trinidad de Cetona
Iglesia de la Santísima Trinidad – LigaDue / commons.wikimedia.org

También merece la pena conocer en Cetona el Palacio de Justicia. Pero no es el único que sobresale en el pueblo. Especialmente llamativos son también el Palacio Sgarroni y el Palacio Minutelli, que hoy actúa como sede del Ayuntamiento y guarda en su interior el Museo Cívico.

Otros lugares espectaculares del pueblo son la Collegiata, en el centro de una pequeña plaza. Y no olvidemos tampoco la iglesia de SS Trinidad, datada en plena Edad Media. Es de los siglos XII y XIII y alberga frescos de la escuela del Pinturicchio.

En las afueras de Cetona

Cetona
Cetona – gkuna

Más abajo del centro del pueblo, encontramos el barrio de Terrosi Salustio, que dio gran vida a la zona durante el siglo XVIII. Hoy alberga una preciosa villa y un enorme parque que dotan al lugar de un encanto especial.

Y ya más alejados del centro, encontramos el monasterio de San Francisco, levantado a comienzos del siglo XIII. Cerca, nos damos con Belvedere, una instalación prehistórica que guarda el Museo Cívico del Monte Cetona. Posee una buena colección de precedentes del Paleolítico y la Edad de Bronce y ejemplares con 40000 años de antigüedad.