Visitamos el imponente castillo de Morella en Castellón

· 28 febrero, 2018
Fortaleza casi inexpugnable construida adaptándose a un cerro, el castillo de Morella nos permite viajar en el tiempo. Vamos a conocerlo mejor.

Ya desde la lejanía, la figura del castillo de Morella impone. Construido aprovechando la forma de una elevada roca, hunde sus orígenes en antiguas civilizaciones. En este lugar se asentaron íberos, romanos y visigodos, aunque fueron los árabes los que comenzaron a construir la fortaleza que hoy podemos contemplar.

Historia del castillo de Morella

Morella
Morella – pedrosala

En la zona del castillo han aparecido restos prehistóricos o romanos. Y es es que la roca en la que se asienta es una magnífica atalaya para controlar los alrededores y el paso desde tierras de interior a la costa.

Sin embargo, fue durante la dominación musulmana cuando la fortaleza comenzó a tomar la forma que actualmente podemos contemplar. Construida en el siglo X, sufrió reformas entre los siglos XIII y XIV. Un lugar prácticamente inexpugnable.

A lo largo de su historia, el castillo de Morella ha sido escenario de batallas y fuente de leyendas. Por sus muros pasaron personajes como Abderramán III, el Cid, Jaime I, el Papa Luna, San Vicente Ferrer o el Príncipe de Viana, entre otros. Y cada uno de ellos dejó su huella en la fortificación y en su historia.

Monumento histórico-artístico desde 1931, hoy en día este recinto es visita indispensable si se pasa por tierras de Castellón o el Maestrazgo de Teruel. Un lugar que nos permite hacer un viaje en el tiempo.

Cómo es el castillo de Morella

Lo primero que hay que destacar es que el castillo de Morella está rodeado por unas fantásticas murallas que miden dos kilómetros y medio, tienen 14 torres y seis puertas, entre las que destaca la de San Pedro, de estilo gótico.

Castillo de Morella
Castillo de Morella – peresanz

En la parte baja se puede ver un camino de ronda que lleva a un nivel superior, donde se sitúan varias dependencias. Entre ellas destaca el Palacio del Gobernador, construido en el siglo XVIII como edificio para oficiales y suboficiales y que está en parte excavado en la roca. Hoy acoge un espacio expositivo sobre la historia del castillo.

En ese nivel intermedio se encuentran también la llamada torre de la Pardala, el polvorín o el cuerpo de guardia del Cadró, que hoy recoge una exposición dedicada al carlismo y a la figura del general Ramón Cabrera.

Finalmente, se llega a la parte alta del castillo, para lo que hay que subir un tramo de escaleras talladas en la roca y atravesar un pequeño túnel. En tiempos llegó a haber un foso que se salvaba mediante un puente, pero hoy está desaparecido.

La plaza de armas está rodeada por un muro de arcos de medio punto, algunos de ellos abiertos y otros ciegos. Y, en el centro, un antiguo aljibe de la época romana. También se pueden ver los restos de un cuerpo de guardia y la torre celoquia, que en época cristiana hacía la función de torre del homenaje.

La visita al castillo

Castillo de Morella
Castillo de Morella – KarSol

El precio de la visita al castillo de Morella es de 3,5€ por persona y 2,5€ para colectivos especiales como jubilados, estudiantes, niños o discapacitados. Los grupos de más de 25 personas tienen también precio especial. La entrada incluye la visita al convento de San Francisco.

Los horarios de visita son de 11h a 19h en verano (desde Semana Santa al puente del Pilar) y de 11h a 17h en invierno (desde el cambio de hora en octubre hasta Semana Santa).

“La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos.” 

-Enrique Larreta-

Qué hacer en Morella

Morella es mucho más que su castillo. En este pueblo y sus alrededores hay mucho que ver y hacer.

Otros lugares de interés

Iglesia de Morella
Basílica de Santa María la Mayor – Fco. Lozano Alcobendas

En Morella hay que visitar la Basílica Arciprestal Santa María la Mayor. Es uno de los templos más bonitos del Mediterráneo. En su fachada verás dos increíbles puertas y en su interior destacan la escalera del coro y el órgano, con más de tres mil tubos.

También hay que admirar las torres de San Miguel, contemplar el edificio del Ayuntamiento, descubrir las casonas que hay por todo el casco antiguo y admirar su acueducto, entre otras muchas cosas.

Los alrededores de Morella

Los amantes de la naturaleza tienen aquí un lugar de enorme interés. Se puede alquilar una bicicleta de montaña y seguir los senderos de la zona. O se pueden recorrer a pie, disfrutando de cada paso del camino. Así se descubre el paisaje que rodea Morella, protagonizado por un mar de montañas. Desde lo alto de cualquiera se puede disfrutar de unas maravillosas vistas.