8 planes imprescindibles para descubrir Atenas

Elena Blanco 10 mayo, 2018
Aunque la Acrópolis sea su gran atractivo, la capital de Grecia tiene otros muchos tesoros. Vamos a conocerlos para disfrutar del auténtico espíritu de Atenas.

La capital griega, una de las ciudades más bellas y más repletas de historia del mundo tiene cientos de planes diferentes preparados para ti. Es un lugar donde la antigüedad (en el sentido más estricto) y la modernidad se dan la mano, creando un ambiente único. Hacemos un repaso por los 8 planes imprescindibles para descubrir Atenas.

1. Visita la Acrópolis, imprescindible para descubrir Atenas

Partenón de Atenas
Partenón – Anastasios71

El símbolo por excelencia de la ciudad, y del país, es una parada obligatoria en tu visita a Atenas. Todos los monumentos que se pueden ver allí son absolutamente increíbles y hacen que te viajes inmediatamente a la Antigua Grecia.

La Acrópolis se puede visitar de manera libre, aunque si quieres descubrir todos sus secretos es mucho más recomendable ir acompañado de una guía. Hay algunos recorridos en español que además guían por el Museo de la Acropólis, el más importante y visitado de Atenas.

“Atenas, el ojo de Grecia, madre de las artes

y la elocuencia, nativa a los ingenios famosos.”

-Fragmento de “El paraíso recuperado”, de John Milton-

2. Callejea por Plaka

Plaka en Atenas
Plaka – Dina Saeed

Plaka es, casi sin ningún lugar a dudas, el barrio más especial de Atenas. Se encuentra en el centro de la ciudad y está repleto de tiendas de recuerdos, tabernas en las que disfrutar de la maravillosa cocina griega (de la que hablaremos más adelante) y muchos rincones muy interesantes.

3. Descubre la catedral de Atenas

También en Plaka se encuentra la catedral de Atenas, quizás un monumento bastante desconocido pero que merece la pena visitar. Como curiosidad, en esta catedral fue donde Juan Carlos I se casó con Sofía de Grecia, en el año 1962. Actualmente se encuentra en reformas debido a los daños causados por el terremoto de 1999 que sacudió la ciudad.

4. Ve el cambio de guardia

Cambio de Guardia en Atenas
Cambio de guardia – MartinFuchs / Pixabay.com

Aunque tal vez el cambio de guardia más famoso del mundo es el que se realiza frente a Buckingham Palace en Londres, el ateniense es el más curioso. Se realiza frente al Parlamento, en la Plaza Syntagma.

Allí, los Evzones, la Guardia Presidencial, se hacen el relevo frente a la tumba del Soldado Anónimo y vestidos con su característico traje. Sin duda, algo que ver de manera obligatoria para descubrir Atenas.

5. Conocer la cocina griega

La cocina griega es una de las más ricas que podemos encontrar en Europa. Fuertemente influenciada por la cultura mediterránea, así como por la árabe, encontramos decenas de deliciosos platos que probar.

Quizás el plato más característico griego sea el famoso Gyros, carne de pollo o cerdo en tiras, en un pan de pita, con ensalada, patatas y salsas variadas. Difícilmente encontrarás uno que no te guste, pero no te puedes ir de la ciudad sin probar el de Bairaktaris.

6. Observa Atenas desde el cielo

Atenas desde el monte Filopapo
Atenas desde el monte Filopapo – Guillén Pérez / Flickr.com

Decir que desde el cielo tal vez es demasiado grandilocuente, pero estos dos sitios que te proponemos poco se alejan. Desde el monte Filopapo se tienen unas maravillosas vistas de toda la ciudad, incluyendo la Acrópolis.

Pero sin duda, el lugar perfecto para divisar Atenas desde las alturas es el monte Licabbetus. Cuenta con un funicular para subir hasta su cima, pero también se puede hacer andando. Aunque es agotador, ver cómo vas subiendo hasta llegar a lo más alto es una experiencia única.

Sin duda, el mejor momento para hacerlo es el atardecer, así disfrutarás del espectáculo que crea siempre el ocaso griego.

7. Entra en el estadio Panatenaico

Estadio Panatenaico en Atenas
Estadio Panatenaico – Sergey Novikov

Este estadio de atletismo se construyó sobre los restos de un antiguo estadio. Allí se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de nuestra era, en 1896.

Este es un lugar que quita la respiración. Subir hasta lo más alto de sus gradas y observar toda la pista hace que nos imaginemos sin problema cómo era ver una carrera desde allí. Además, se puede ver la Acrópolis de fondo, lo que lo hace aún más especial.

8. Visita algún museo

Grecia en general y Atenas en particular respiran historia. Y una de las mejores formas de acercarnos a ella es a través de los muchos museos que hay repartidos por toda la ciudad.

A parte del ya mencionado Museo de la Acrópolis, para descubrir Atenas y toda su historia son muy recomendables también el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Benaki, sobre la civilización griega. Este último, además, es gratis los jueves.

Te puede gustar