Cenar langosta en la Isla del Príncipe Eduardo en Canadá

La Isla del Príncipe Eduardo es un placer para todos los sentidos. Por la belleza de sus paisajes y por su deliciosa gastronomía.

La Isla del Príncipe Eduardo es una de las islas más pequeñas que se pueden visitar en Canadá. Una isla ubicada entre el océano Atlántico y el estrecho de Northumberland. Hasta ella ha llegado el turismo en los últimos tiempos, pero tradicionalmente ha vivido de la agricultura y, sobre todo de la pesca, de ahí que uno de los productos estrella de su gastronomía sea la langosta.

Disfrutar de los paisajes de la Isla del Príncipe Eduardo

Isla del Príncipe Eduardo
Isla del Príncipe Eduardo – rusty426

La gran cantidad de turistas que llegan hasta la Isla del Príncipe Eduardo acuden atraídos sobre todo por la belleza paisajística de este territorio. Un lugar donde llaman la atención sus playas de arenas blancas, aunque son mucho más especiales otras cuya superficie de rocas de tono rojizo proporciona unas fotos dignas de cualquier postal.

El blanco de la arena, el rojo de las costas rocosas y el azul del mar son los colores básicos de la Isla del Príncipe Eduardo. Pero todavía hay una tonalidad muy importante: el verde. El verde de los campos de cultivo, de donde surgen otras de las joyas de la gastronomía local, de las cuales os hablaremos más adelante.

“La primera condición del paisaje es su capacidad de decir casi todo sin una sola palabra.”

-Konrad Lorenz-

Un dato histórico muy interesante

Charlottetown en la Isla del Príncipe Eduardo
Charlottetown – Darryl Brooks

Se puede decir que en este territorio tuvo origen el actual estado canadiense. Fue en el año 1864 cuando en la capital insular, la ciudad de Charlottetown, tuvo lugar una célebre conferencia con el nombre de la urbe.

Un hecho que se considera transcendental para la historia de Canadá como país, y que actualmente se puede rememorar en la Province House. Una visita obligada para todo aquel que haga una escapada a la Isla del Príncipe Eduardo.

Si bien durante esa visita se descubre un dato bastante paradójico: la Conferencia de Charlottetown fue clave en 1864 para la creación de Canadá y, sin embargo, la Isla del Príncipe Eduardo no se unió a ese nuevo estado hasta tres años más tarde.

Cuándo viajar a esta isla de Canadá

Isla del Príncipe Eduardo
Isla del Príncipe Eduardo – Elena Elisseeva

Los inviernos canadienses son míticos. Cualquiera sabe que allí hace mucho frío en esa época del año. También ocurre así en la Isla del Príncipe Eduardo. En cambio, si se opta por viajar hasta aquí en verano, concretamente entre los meses de julio y agosto, uno se sorprende con las temperaturas diurnas que suelen superar los 20 grados.

Y ya que os decimos cuando viajar a la Isla del Príncipe Eduardo, también os vamos a adelantar cuál es el mejor modo de llegar hasta allí. En ese sentido, la mejor vía es volar hasta Montreal, la gran ciudad canadiense más cercana a nuestro destino. Eso sí, el contraste entre la metrópoli y la isla no puede ser mayor.

Sentarse a la mesa

Langosta de la Isla del Príncipe Eduardo
Stefan Krasowski / Flickr.com

Uno de los grandes motivos para emprender el viaje a este remoto lugar del norte de la costa atlántica de Canadá es disfrutar de las tradiciones culinarias del lugar. Sin duda, al hablar de que estamos en una isla, todo el mundo podrá imaginarse que los grandes protagonistas de los platos isleños son pescados y mariscos. Y así es, pero hay más.

Muchos otros sabores provienen de la tierra. Porque a la Isla del Príncipe Eduardo también se la conoce como “isla jardín”, dado su enorme esplendor agrícola. De ahí que haya una enorme tradición de verduras y hortalizas, con una presencia especial para las patatas.

Pero desde el título de este artículo ya hemos anticipado que la langosta es una delicatessen imprescindible durante este viaje. Hay que probarla en cualquiera de los restaurantes isleños. Nunca falta en las cartas, y una vez que se prueba, se descubre por qué este marisco también es un manjar cuando las aguas son tan frías como en estas latitudes.

Viaja a la Isla del Príncipe Eduardo

Isla del Príncipe Eduardo
Isla del Príncipe Eduardo – Vadim.Petrov

En fin, ¿estás buscando disfrutar de paisajes espectaculares, pero al mismo tiempo deseas hacerlo en calma y sin aglomeraciones? Si es así apúntate este nombre: la Isla del Príncipe Eduardo, al norte de la península de Nueva Escocia. Te enamorarás de este lugar.

Aquí te esperan playas donde quizás no te atrevas a bañarte, pero donde seguro que sacas mil y una fotos, dada la belleza del lugar. También podrás degustar platos contundentes y supersabrosos como sus famosas langostas. Y, sobre todo, podrás por momentos sentirte un explorador que viaja por territorios salvajes.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar