Cala de Aigua Xelida, magia en la Costa Brava

· 23 mayo, 2016

Prepárate para embarcarte con nosotros en un viaje inolvidable a la Costa Brava española, donde encontramos las más populares playas de Cataluña. En este caso nos dirigimos hasta la Cala de Aigua Xelida, un lugar mágico que conquistará tus cinco sentidos.

La Cala de Aigua Xelida

La Cala de Aigua Xelida se ubica en la localidad catalana de Tamariu, perteneciente a Palafrugell, en pleno corazón de la Costa Brava. Está en la provincia de Girona, dentro de la comarca conocida como el Bajo Ampurdán o Baix Empordà.

Cala de Aigua Xelida es un pequeño rincón de la costa catalana con unos 40 metros de largo por 13 de ancho. Eso sí, el nivel de ocupación no es muy alto, por lo que resulta un lugar muy tranquilo para familias y bañistas amantes de las playas cómodas de arena fina en plena naturaleza.

Cala de Aigua Xelida
Cala de Aigua Xelida – Asier Sarasua Aranberri / Flickr.com

En el entorno de la Cala de Aigua Xelida, también conocida como Aigua Xellida o Aigua-xellida, puedes encontrar un maravilloso pinar que rodea el pequeño pedazo de costa mediterránea repleta de arena fina y rocas en un entorno verdaderamente privilegiado.

La célebre Cala de Aigua Xelida

Uno de los visitantes más ilustres de la Cala de Aigua Xelida fue el escritor y periodista Josep Pla, que en compañía de un habitante célebre de la zona, Sebastià Puig, apodado “El Hermoso”, recorrió el lugar y engrandeció la belleza de un entorno natural único y especial en la Costa Brava.

“Mi trabajo es cantar todo lo bello, encender el entusiasmo por todo lo noble, admirar y hacer admirar todo lo grande.”

-Josep Pla-

Así fue como la Cala de Aigua Xelida, antaño nada conocida y de difícil acceso, comenzó a tener cierta fama entre los habitantes del lugar. Con el paso de los años, se mejoraron las entradas al lugar, creándose el camino de ronda, que serpentea entre árboles ensortijados hasta el pedazo de mar cristalino más bonito de la zona.

Cala de Aigua Xelida
Cala de Aigua Xelida – TURISME PALAFRUGELL /Flickr.com

Pla y los visitantes de la zona consiguieron traer cierta fama a la Cala de Aigua Xelida, que hoy se ha convertido en un oasis para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad. Sus aguas invitan al baño relajado y las vistas desde cualquier rincón son impresionantes e inspiradoras.

Cómo llegar a la Cala de Aigua Xelida

Para llegar hasta la Cala de Aigua Xelida, hay tres posibles opciones que suelen ser las más utilizadas por los visitantes de la zona. Las vemos:

  • Una primera es en coche. Lo normal es aparcar el Tamariu, en la calle de L’Avi Xicu para posteriormente bajar caminando hasta la costa y la playa.
Cala de Aigua Xelida
Cala de Aigua Xelida – Vilainecrevette
  • Otra opción es evidentemente por mar. Si tienes un barco o la posibilidad de arribar desde el Mediterráneo, supone una visita realmente imponente, dada la naturaleza salvaje del lugar.
  • Por último, para los más aventureros, pueden acceder desde la playa de Tamariu. Es un camino a pie de aproximadamente un kilómetro y medio hasta esta minúscula cala.

Más aspectos interesantes de Cala de Aigua Xelida

La Cala de Aigua Xelida está formada en realidad por una serie de playas realmente pequeñas, como son la de la Font, la d’en Gotes o la de Sorellera. En total forman este pequeño trozo de costa catalana de apenas medio centenar de metros de longitud.

El lugar al norte de Tamariu está protegido por la punta des Banc y la punta d’Esguard, guardando entre sus formaciones rocosas el pequeño trozo de cala de agua fría y transparente frente a las piedras y la arena fina y de color claro.

Cala de Aigua Xelida
Cala de Aigua Xelida – holbox

Para aquellos que puedan acceder a algún tipo de pequeña embarcación, es casi visita obligatoria visitar la cueva d’en Gispert. Está a un kilómetro aproximadamente de la Cala de Aigua Xelida hacia el norte, virando hacia la Cala des Tramadiu. Pese a la entrada estrecha, de unos 200 metros, el final en una pequeña playa es realmente espectacular.

Además, toda la zona, desde esta cala hasta el norte o el sur, es ideal también para los amantes del buceo, pues son aguas claras en estado muy salvaje y natural. Así pues, el ecosistema acuático permanece casi intacto desde siglos atrás.

No lo dudes. Si te gusta la naturaleza, la belleza y la calma, la Cala de Aigua Xelida es tu destino ideal. Disfruta de sus maravillosas vistas y su agua clara y salvaje.