3 lugares secretos en Londres

· 5 septiembre, 2015

Londres, la capital del Reino Unido, es una de las ciudades más visitadas en el mundo por el abanico de posibilidades que ofrece al turista.  Permite a todo visitante soñar despierto y vivir experiencias inigualables. Por esta razón, Londres no es más que un corazón que late a mil por hora.

Si bien esta ciudad británica cuenta con atractivos turísticos de diversa índole, en ella se encuentra un paraíso secreto lejos de las miradas de muchos visitantes. Para encontrar los rincones mágicos de Londres, hace falta adentrarse en el alma misma de la ciudad. Y cada paso será un instante de descubrimiento.

“Londres va más allá de cualquier límite o convención. Contiene todos los deseos o las palabras que se han expresado alguna vez, cada acción o gesto jamás se ha hecho, todas las declaraciones duras o nobles expresadas nunca. Es ilimitada. Es Londres Infinita.”

–Peter Ackroyd-

A continuación, guiaremos al lector hacia los lugares más secretos y escondidos de Londres. Aquellos sitios que pasan desapercibidos y que están empapados de lo más profundo de la cultura londinense. Será un viaje mágico para descubrir lo más profundo de una ciudad que ofrece muchos matices:

1. El túnel de Leake Street

Tunel Leake Londres
Túnel Leake Street – EQRoy / Shutterstock.com

Un lugar que pasa desapercibido en Londres es el Leake Street, también llamado por los londinenses “Banksy Tunnel”. Este se encuentra situado detrás del London Eye y alberga diversos grafitis de artistas que día a día dibujan trazos inspirados en este arte urbano.

El nombre de este túnel se creó en homenaje al afamado artista Banksy, creador en 2008 una exposición  de arte urbano llamada “Cans Festival”. Banksy, invitó a más de 30 artistas para que crearan grafitis y desde entonces ha sido el hogar de esta forma de expresión artística.

Este túnel tiene 300 metros de longitud y se encuentra en lo profundo de las vías de tren de Waterloo. Esta parte de la ciudad muestra un Londres más alternativo, que transforma en arte sus muros e invita al turista a visitar sus rincones más llamativos.

2. La plaza Neal’s Yard

Neals Yard Londres
Neal´s Yard – marzia franceschini / Shutterstock.com

Un escondite muy colorido que se encuentra oculto de las miradas de los visitantes es Neal’s Yard. Ubicado en el barrio londinense de Convent Garden, este es un escenario pintoresco donde la historia de la cultura hippie de Londres se quedó congelada en el tiempo.

El creador de esta plaza fue un escritor llamado Nicholas Saunders, quien era defensor del movimiento hippie y un nuevo estilo de vida más natural y orientado hacia el new age. En los años 70, Neal’s Yard era el escenario de grupos de hippies, quienes hacían reuniones de forma recurrente para compartir ideales.

Las fachadas de los edificios y sus ventanas son de diversos colores. Además, las casas se divisan con adornos de flores y plantas. Neal’s Yard está rodeada de tiendas que simbolizan lo que fue la época hippie en Londres. Algunos de los negocios más destacados del lugar son:

  • Tienda de medicina alternativa
  • Lugar donde venden comida sana
  • Cosmética natural
  • Librería new age
  • Peluquería donde la última moda son los peinados psicodélicos.

3. The Rolling Bridge o Puente enrollable

 

Rolling Bridge Londres
The Rolling Bridge – Loz Pycock / Flickr.com

El Rolling Bridge es uno de los puentes más originales de Londres y del mundo. Este presenta la particularidad de enrollarse en forma de octágono.  Usualmente, los viernes a las 12 del mediodía empieza a tomar esta forma y tarda 3 minutos en transformarse completamente.

El puente fue diseñado por  Thomas Heatherwick, quien decidió crear una estructura totalmente original para la ciudad de Londres. El Rolling Bridge esta creado a base de madera y acero. Además, mide unos 12 metros de largo y se encuentra ubicado en la zona de Westminster.

El puente se enrolla de forma completamente automática y es en sí mismo toda una obra de arte por observar. Quizás muchos turistas no conozcan el Rolling Bridge, pero sin duda forma parte de las curiosidades que habitan en Londres.