10 consejos para viajar en autobús

Pedro 9 septiembre, 2015

Por desgracia, no siempre tenemos la economía tan boyante como para hacer escapadas de lujo en primera clase de avión. Sin embargo, este no debe ser motivo para no visitar los lugares con los que soñamos. Para aquellos cuyo poder adquisitivo es algo más limitado, aquí dejamos 10 consejos para viajar en autobús.

1. Ten todo en regla

Un punto importante para viajar en autobús es tener todo en regla. Pese a que la Unión Europea posee libre circulación de mercancías y personas, a veces puede haber problemas en controles, fronteras, etc.

Es necesario asegurarse de que se posee todo en orden, desde el billete hasta el documento de identificación y pasaporte. Recuerda que la persona prevenida vale por dos.

2. Disfruta de una buena charla

Un viaje en autobús se puede hacer eterno. Si encima es un coche de línea, como se conoce en algunos pueblos, es posible que haga decenas de paradas. Así pues, disfrutar de una buena charla con otros pasajeros permite que el engorroso trayecto se haga algo menos cansado y mucho más entretenido.

“La inteligencia no es más que saber conversar de unas cosas y otras con los demás, consiguiendo con ello una sabiduría infinita.”

-Yamamoto Tsunemoto-

3. Charlas con el conductor

No es bueno entretener al conductor mientras conduce. Sin embargo, cada vez que se hace una parada, sí que es positivo entablar conversación. Ellos han viajado mucho y conocen lugares, rincones, historias y secretos de buena parte del mundo. No desaproveches esta oportunidad, pues así podrás sacar todo el provecho a tu viaje.

Conductor autobus
Vasileio / Shutterstock.com

4. Haz la siesta

Dicen que la siesta es uno de los mejores inventos españoles. No entraremos en esa cuestión, pero sí hemos de decir que no hay que hacerle ascos durante el trayecto para que no resulte tan cansado y pesado.
Tras la comida es normal sentir el cuerpo más pesado y notar algo de sueño. Ese es el momento ideal para hacer la siesta, descansar un poco, permitir que el trayecto se haga algo más corto y sentirnos mucho más despiertos tras un buen rato en brazos de Morfeo.

5. Disfruta del paisaje

Otro buen consejo que te podemos dar para viajar en autobús es el hecho de disfrutar del paisaje. A lo largo del trayecto pasarás por todo tipo de pueblos, ciudades, monumentos, lagos, montes y decorados naturales de lo más variado. Recuerda que esto enriquecerá mucho tu experiencia.

Pasajera autobus
michaeljung / Shutterstock.com

6. Reserva con tiempo y llega pronto

Para viajar en autobús, es positivo ser precavido y previsor. Así pues, siempre será una idea excelente reservar el billete con tiempo, ya sea en la terminal o a través de internet.
Hecho esto, también es buena idea estar con tiempo en la dársena de embarque, colocar las maletas sin agobios y descansar en tu asiento tranquilamente leyendo un libro u ojeando el móvil mientras los demás se pelean por localizar su sitio.

7. Busca el asiento que más te guste

Si reservas con tiempo un billete para viajar en autobús podrás elegir tu asiento preferido. Hay usuarios que prefieren las localidades cercanas a las puertas, otros gozan más en la parte delantera y algunos eligen ir atrás del todo.
Sea como fuere, selecciona tu asiento con tiempo y, si puedes, busca viajar en autobuses más lujosos y de primera clase, aunque sean algo más caros. Ahí disfrutarás de WiFi, más espacio para tus piernas, asientos reclinables, comida, etc.

8. Aprovecha la parada

Un viaje en bus se puede hacer muy largo. Por eso es necesario aprovechar las paradas hasta el último segundo. No desperdicies el tiempo, ve al baño, estira las piernas y toma algo si te sientes con hambre.

Pasajero
Jean-Philippe WALLET / Shutterstock.com

9. Prepárate para el calor y el frío

En un autobús no siempre funciona el aire acondicionado. Así pues, es bueno ser precavido y estar preparado para días de calor, de frío y de cualquier clima. Lleva ropa fresca y de abrigo y adáptate a lo que te encuentres durante el viaje.

10. Busca la comida de la zona

Otra buena opción para aprovechar las paradas del autobús es adquirir comida típica de la zona. Normalmente, el vehículo se detiene en bares y lugares adaptados con comercios y tiendas. Compra productos de la gastronomía de la tierra y disfrútalos a modo de tentempié durante el trayecto.
Como puedes comprobar, viajar en autobús también tiene sus alicientes y ventajas. Solo hay que saber ver la parte positiva, aprovechar lo bueno que tiene este tipo de vehículos y mantener siempre una actitud proactiva y con sentido del humor.

Te puede gustar