Los Museos Vaticanos

Maité Córdova 14 agosto, 2018
A continuación te comentamos todo lo que debes saber acerca de los Museos Vaticanos, los cuales han sido nombrados Patrimonio de la Humanidad.

Los Museos Vaticanos son un conjunto de estancias de valor artístico que se ubica en la Ciudad del Vaticano, que pertenece a la península itálica y se encuentra en el estado soberano e independiente más pequeño del del mundo, sin salida al mar. Este microestado es mejor conocido por albergar la Santa Sede de la Iglesia católica.

El origen del conjunto se remota al año 1503 y está compuesto por monumentos, galerías, edificios pontificios, museos temáticos, jardines y también la espectacular Biblioteca Vaticana. Todo el conjunto ofrece una extensa colección de obras de siglos de antigüedad.

Datos interesantes de los Museos Vaticanos

El primer dato interesante a conocer es que el microestado del Vaticano no fue reconocido como soberano hasta  el año de 1929, con lo cual se trata de un estado joven cuya población llega a los 800 habitantes. A pesar de su tamaño, el estado es capaz de recibir a los miles de turistas que visitan su territorio cada día para admirar los Museos Vaticanos.

En el año 1984, los Museos Vaticanos recibieron el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco dado su elevado valor cultural. De allí que se considere un tesoro muy bien custodiado por los miembros del ejército y, por supuesto, el personal de los museos.

La guardia suiza que protege la Ciudad del Vaticano.

En este sentido, conviene recordar que la protección del estado corre a cargo de la Guardia Suiza, un cuerpo militar conformado por una centena de soldados. Por ende, al visitar los Museos Vaticanos, los turistas se pueden topar con estos profesionales vestidos con su uniforme tradicional, algo que, sin duda alguna, eleva el valor cultural de la ciudad.

Otro dato interesante a conocer es que durante el mes de febrero del año 2000, se inauguró la entrada monumental a los museos. Dicha entrada se sitúa al norte de las murallas vaticanas, cerca de la antigua entrada de Giuseppe Momo. En esta entrada se encuentra la escalera helicoidal diseñada por Antonio Maraini.

La escalera de tamaño monumental carece de escalones y es, más bien, una rampa doble en espiral. A menudo, se le confunde con la famosa Escalera de Bramante que se encuentra cerca de la Escalera de Momo. La siguiente imagen pertenece a la obra de Momo y que, actualmente, es la salida del museo.

La escalera de Bramante es una de las bellezas de los Museos Vaticanos.

¿Qué hay que ver?

  • El Museo Sacro.
  • El Museo Profano.
  • La Capilla Sixtina.
  • El Museo Pío Clementino.
  • El Museo misionero Etnológico.
  • La Pinacoteca Vaticana.
  • El Museo Gregoriano de arte egipcio y de arte etrusco.
  • El Museo Chiaramonti y la Pinacoteca Vaticana.
  • La Archibasílica de San Juan de Letrán.
  • La majestuosidad de la plaza y la basílica de San Pedro. Esto supone cerca de un 27% del total de la superficie del estado.

Otros atractivos de los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos no solo suponen una exhibición de arte eclesiástico de diversas épocas, hay otras ofertas de interés cultural, por ejemplo, La Galería de Mapas es una verdadera joya para todos aquellos amantes de la cartografía.

Aparte de arte eclesiástico, hay otras curiosidades en los museos vaticanos.Asimismo, es posible visitar las impresionantes exhibiciones de arte de la Antigüedad que están agrupadas en la colección del Museo Profano.

Las obras reúnen piezas, tanto de pintura como de escultura y otras artes, que datan de tiempos muy lejanos. Un ejemplo de ello son los frescos con relatos de la Odisea de Homero.

Los visitantes también pueden presenciar actos religiosos de gran importancia, como las audiencias papales. De hecho, este es uno de los grandes atractivos para los feligreses que desean vivir su fe.

Tipos de visitas

Para los amantes del arte y la tranquilidad, hay ofertas de visitas semiprivadas a los Museos Vaticanos. Lo mejor de estas visitas es que las colas no serán necesarias a la hora de adquirir el boleto. Por otra parte, estas visitas incluyen un guía turístico profesional a lo largo de todo el recorrido.

Otro tipo de visitas guiadas incluyen recorridos nocturnos con degustación gastronómica. Esta viene a ser una opción bastante atractiva, dado la rica historia que existe en el recetario del Vaticano. El buffet de comida local resulta sencillamente exquisito para el paladar.

Al igual que en otros lugares del mundo, la Ciudad del Vaticano también cuenta con un servicio de autobuses turísticos que brindan la bienvenida a los turistas al Centro Turístico Sightseeing, junto a la Plaza de San Pedro.

Te puede gustar